Optoma ha presentado el proyector ES515 como un multiuso adecuado tanto para el entorno doméstico como para el educativo o el profesional. Se trata de un proyector de gama de entrada que dispone de un panel SVGA con 800x600 píxeles de resolución, y que puede proyectar imágenes de hasta 1.600 x 1.200. Aunque el formato nativo es 4:3 también cuenta con un modo de funcionamiento 16:9 para las imágenes panorámicas.

Puede proyectar a distancias de entre 1,5 y 12 metros con un brillo de 2.600 lúmenes y un contraste de 4.000:1.

El proyector incorpora dos altavoces, de dos vatios cada uno, y puede corregir automáticamente el efecto trapecio (hasta en 30º) producido cuando no se coloca perfectamente paralelo a la pantalla de proyección.

El Optoma ES515 puede bloquear su teclado mediante una contraseña y se apaga automáticamente cuando no detecta señal durante un período prolongado. Además el encendido rápido permite ver la imagen nada más encenderlo, lo que prolonga la vida de la lámpara hasta las 4.000 horas.

Respecto a la conectividad cuenta con tomas VGA, RS232, RCA, Mini Jack para audio y 3 Pin D-Sub.

El proyector tiene un peso de 1,8 kg, y se comercializa con una bolsa para facilitar su transporte. Su precio es de 390 euros.