IBM, Intel, AT&T Wireless Services y Cingular Wireless, entre otras compañías, han iniciado conversaciones de cara a la creación de una organización que prestará servicios de transmisión de datos a alta velocidad basados en el estándar para redes inalámbricas Wi-Fi (802.11b), según investigaciones del diario The New York Times.

Aunque ninguna de las mencionadas entidades ha confirmado esta información, el periódico estadounidense apunta a que este servicio Wi-Fi, con nombre en código Proyecto Rainbow (Arco Iris), en el que podrían llevar trabajando unos ocho meses, pretende dar acceso inalámbrico a Internet a los usuarios de PDA (ordenadores de mano) y portátiles en lugares de gran afluencia de público como, por ejemplo, aeropuertos o estaciones. En este sentido, otro de los grandes como es Microsoft, dio a conocer recientemente sus intenciones de lanzar su propia línea de productos de hardware Wi-Fi para el mercado doméstico, lo que se explica, según ciertos analistas, por la estrecha relación que mantiene con Intel.

Las redes locales Wi-Fi proporcionan una velocidad de transmisión de 11 Mbps, mientras que para áreas mayores los operadores de telefonía móvil ofrecen ratios de entre 20 y 80 kbps. Este mercado competiría con las redes de telefonía de tercera generación en EE.UU. que se basan en el estándar CDMA (Code-Division Multiple Access), tecnología digital que no asigna una frecuencia específica a cada usuario, diferenciándose de otros sistemas como GPS que utilizan el estándar TDMA.