La UE ha presentado un proyecto llamado Amigo en el que se investiga cómo llegar al hogar digital. Una de las conclusiones a las que se ha llegado es que la forma más rápida y eficiente de alcanzar la operatividad de los dispositivos del hogar es la apertura del entorno middleware al mayor número de usuarios.

“Tomando como partida un acercamiento del código abierto, creemos que podemos acelerar el desarrollo del middleware para controlar los dispositivos de diferentes fabricantes”, ha explicado Harmke de Groot, un investigador de Philips, en la conferencia e/home que finalizó el pasado viernes. De Groot animó a los asistentes a “emplear los diferentes estándares existentes y todas las especificaciones que sean posibles”.

En este contexto, De Groot ha hablado sobre el rol de la “inteligencia ambiente”, caracterizado por cuatro elementos: ubicuidad, conciencia, inteligencia e interacción natural. La ubicuidad se refiere a la situación en la que los usuarios son rodeados por varios sistemas interconectados, invisibles en su entorno; la conciencia significa la capacidad del sistema de localizar y reconocer objetos y personas en sus entornos; a la vez que la inteligencia permite analizar el contexto, adaptándolo a la gente que vive en él y aprendiendo desde su comportamiento. Entre las 16 compañías que participan en el proyecto está Telefónica I+D.