Al igual que Samsung hizo con la estación de Metro de Sol, ahora es Vodafone la que ha llegado a un acuerdo con la Comunidad de Madrid para dar su nombre no solo a esa parada sino también a una línea completa del suburbano. Se convierte así en la segunda iniciativa de "naming" en este medio de transporte, práctica ya habitual en estadios de fútbol y otros mercados.

 De este modo, la parada de Sol (líneas 1, 2 y 3) se llamará desde julio de este mismo año Vodafone Sol, mientras que la línea 2 del Metro de Madrid complementará su característico color rojo con el logo de esta operadora telefónica a partir de septiembre. Un cambio de denominación que en ambos casos afectará a todos los carteles, accesos y señalizaciones en la red de Metro, además de que se mejorará la cobertura móvil de la operadora en la línea roja.

 La línea 2 de Metro es usada diariamente por 120.000 viajeros y discurre por todo el centro de la capital, conectando zonas tan emblemáticas de la ciudad como Ventas, Goya o la mismísima Puerta del Sol.

 El acuerdo tiene una vigencia de tres años y concluirá en 2016, momento en que las estaciones recuperaran presumiblemente sus nombres originales. Con este tipo de acuerdos publicitarios, Metro de Madrid espera aumentar un 10% sus ingresos en la partida proveniente de publicidad, actualmente en torno a los 10 millones de euros.

Así pues, no será de extrañar que cuando viajemos en dicha línea de metro, oigamos una frase del tipo "próxima estación: Vodafone".