Aprenda con estos pasos a proteger diversas funciones del sistema operativo con sencillas aplicaciones para evitar accesos no autorizados o malos usos del equipo.

Restringir el acceso a un ordenador personal impidiendo la entrada de intrusos es más o menos sencillo con claves de BIOS, llaves de hardware y programas que soliciten claves de acceso. Pero una vez hemos encendido el PC la tarea se complica sustancialmente, siendo más difícil bloquear funciones y restringir el acceso a procesos, carpetas, ficheros, Internet, etc. Esto ocurre sobre todo en sistemas operativos como Windows 98 y Me, donde no se puede decir que Microsoft brillase por su preocupación por la seguridad.

En sistemas operativos como Windows 2000 y XP este control es más fácil de configurar con los permisos de usuario, pero también hay funciones que no podemos bloquear. Sin embargo, con sencillas aplicaciones de Internet podemos solucionar estos inconvenientes de seguridad.

FileLock www.geocities.com/lockfile

NetDisable www.gdsoftware.dk

WinGuard Pro www.winguardpro.com

Protege PC www.nevbordreams.com

PC Restrictor www.woundedmoon.org/win32/pc.html

1- Proteger ficheros

Si alguna vez ha querido proteger un archivo para impedir que pudiera ser abierto o ejecutado por otra persona, puede utilizar aplicaciones como FileLock diseñadas para bloquear el acceso a cualquier tipo de fichero, ya sea una imagen, un documento, un ejecutable o cualquier otro tipo de archivo.

Para proteger con FileLock inicie la aplicación e introduzca filelock como primer pass-word de acceso. Con Add Files incluya en la lista inferior todos los ficheros que quiera bloquear. Al pulsar Apply Changes o cerrar el programa todos los ficheros incluidos quedan bloqueados y sólo puede desbloquearlos iniciando de nuevo FileLock y quitándolos de la lista con Remove. Puede cambiar la clave de acceso a la aplicación pulsando en Set Password.

El sistema es muy seguro porque los archivos protegidos sólo se pueden desbloquear con FileLock instalado y la clave de acceso. Este proceso sólo puede llevarse a cabo en el equipo original donde fueron protegidos.

2- Bloquear puertos de comunicaciones

NetDisable es una sencilla utilidad con la que podrá habilitar o deshabilitar automáticamente la conexión a Internet del sistema y otros puertos de comunicaciones, bloqueando el acceso a la Red en determinados momentos.

El programa le permite seleccionar individualmente los puertos que quiere cerrar, impidiendo la conexión de determinadas aplicaciones, de acuerdo con el horario que establezca. Una vez instalado, abra el asistente con el icono GDS NetDisable que aparecerá en la barra de tareas y seleccione el puerto que desea deshabilitar temporalmente (el 80 para Internet). En las casillas Start time y End time especifique el horario en el que el puerto debe estar operativo.

La aplicación se protege después mediante contraseña para impedir que usuarios no autorizados cambien la configuración del programa.

3- Bloquear utilidades de sistema

El libre acceso a los programas y aplicaciones de configuración de Windows puede ser peligroso. WinGuard Pro es una pequeña utilidad con la que puede bloquear el acceso a cualquier programa de configuración de Windows: el Panel de control, el Explorador de archivos, el menú Ejecutar, el editor de registro, etc.

Al abrir este programa, ninguna de las aplicaciones que haya seleccionado podrá ejecutarse sin la correspondiente contraseña. Para bloquear cualquiera de ellas, abra el programa e introduzca la contraseña por defecto LETMEIN, pulse en la casilla de selección de la izquierda de las tareas y haga clic en Lock an Item. En la siguiente pantalla seleccione Lock a Program or Window y pulse Next. Por último ponga el nombre de la tarea o programa a bloquear (el que aparece en el título de la ventana, por ejemplo: Panel de control). Para cambiar la contraseña por defecto pulse en Settings y seleccione la opción Set User Password.

4- Bloquear acceso a escritorio

Con sistemas operativos con pocos recursos de seguridad de acceso, como Windows 98 o Me, para evitar que nadie acceda a su sistema en su ausencia cuando lo deja encendido, puede directamente activar cualquier protector de pantalla con contraseña en Panel de control » Pantalla » Protector de pantalla, pinchando en la casilla Protegido por contraseña y especificando un password. Antes de abandonar su puesto active el salvapantallas y se pedirá contraseña a cualquier intruso para volver al escritorio.

En vez del salvapantallas puede utilizar si lo desea aplicaciones como Protege PC, una utilidad multiusuario que, entre otras funciones, sirve para bloquear el equipo mediante contraseña durante su ausencia. Es capaz de crear varios usuarios con sus respectivas contraseñas de acceso, con lo que podrá dar una contraseña a alguien más si quiere permitirle que acceda al sistema sin revelar su clave.

5- Bloquear ejecutables

Uno de los sistemas más efectivos de restricción de funciones es poder bloquear aplicaciones y ejecutables o asignarles contraseñas. Esto le permite personalizar el acceso a programas específicos y a funciones de Windows como el explorador de Internet, Scandisk, etc., que funcionan con ejecutables.

PC Restrictor es una aplicación que permite bloquear varias funciones del sistema operativo, entre ellas cualquier ejecutable. Una vez instalado abra el programa e introduzca el nombre y clave que se usará como login de acceso. En la tercera pantalla del Asistente de bloqueo de funciones añada los ejecutables que desee pulsando en Add y escribiendo el nombre del fichero. Una vez que complete la lista active la casilla inferior de confirmación. Salga del programa y quedarán bloqueadas las aplicaciones elegidas y todos los servicios de Windows que haya seleccionado para bloquear.

Para eliminar la restricción reinicie PC Restrictor, introduzca la contraseña y usuario y simplemente desactive las casillas correspondientes.

BENEFICIOS: Puede restringir funciones en el sistemaoperativo de forma sencilla.

TIEMPO REQUERIDO: 15 minutos

NIVEL DE EXPERIENCIA: Bajo

COSTE: Gratuito

HERRAMIENTAS: Ninguna