Intel ha anunciado la identificación de nuevos materiales que sustituirán los utilizados por los fabricantes de procesadores durante los últimos 30 años. Estos materiales ayudarán a la industria a reducir pérdidas eléctricas debidas a corrientes de fuga en los transistores. Esto será debido a la utilización de un nuevo material, denominado “high-k” y nuevos materiales metálicos para la puerta del transistor.

www.intel.es