Philips y ST Microelectronic han producido chips utilizando tecnología de 0,09 micras y que esperan ser aún más rápidos y con un menor consumo de energía que las actuales.

En los test se han alcanzado hasta 4 MB de memoria estática (SRAM) en una superficie de pulgadas. Los procesadores, todavía prototipos, saldrán a la venta a partir de mediados de año. La velocidad de estos procesadores se incrementaría notablemente, aunque lo mejor sería su consumo, que se reduciría considerablemente respecto a la tecnología de 0,13 micras. La utilización de estos procesadores se ha pensado en un principio para telefonía móvil de tercera generación. Pero la carrera por disminuir los nanómetros parece no tener fin. Si ya se ha conseguido tecnología de 90 nanómetros, las compañías están planeando el desarrollo de un proceso más avanzado aún, donde se conseguiría 0,065 micras; eso sí, habrá que esperar casi dos años para materializar esta idea.