El equipo de Toshiba que se encuentra detrás del procesador de PlayStation 2 ha desarrollado un nuevo chip, TMPR7901, que usa parte del conocimiento adquirido por la compañía en el desarrollo de la consola de juegos para su uso en productos como set-top boxes digitales, impresoras en red y otros tipos de dispositivos, muchos de los cuales no están todavía desarrollados, que estarán interconectados entre sí gracias al chip a través de redes digitales domésticas.

Aprovechando las capacidades gráficas 3D de Emotion Engine, el nuevo chip también será utilizado en los sistemas de navegación de automóviles, que recientemente han empezado a incluir mapas en 3D, bastante más impresionantes que los tradicionales mapas en dos dimensiones a vista de pájaro. El procesador está basado en el núcleo de procesador TX79 RISC (Reduced Instruction Set Computer) de Atrile Microsystems, subsidiaria de Toshiba.