La SH-B022A es una unidad interna que funciona a unas velocidades de 2x con discos Blu-ray (se espera que a finales de año se incrementen las velocidades), 40x para CD y 12x en el caso de DVD. De igual características es la SE-B026A salvo que en este caso se trata de un modelo externo. Los precios estimados rondarán los 900€ para el modelo interno y los 1200€ para el externo.

Tanto Blu-ray como HD DVD ofrecen mucha más capacidad que los actuales DVD, alrededor de cinco veces más. Al utilizar un soporte de igual tamaño tan elevadas capacidades se logran con una mayor densidad de los datos, necesitando un láser de longitud de onda más corta para enfocar con más precisión. En Blu-ray, las pista de datos están muy próximas entre sí, a 0,32 µm (1 µm = 1/1000 mm), lo que unido a la longitud de onda del láser azul permiten alcanzar estas cifras de 25 y 50 GB, para discos de una y dos capas respectivamente. Además, la mayor apertura (NA, Numerical Aperture) de la lente permite alcanzar en Blu-ray esos 10 y 20 GB más de capacidad (si hablamos de discos de una o dos capas) frente a HD DVD. Por el contrario, los datos se encuentran mucho más próximos a la superficie del disco (sólo 0,1 mm) por lo que son más sensibles a cualquier arañazo, huella o polvo. Por ello han tenido que desarrollar también una capa protectora lo suficientemente resistente. Eso, y un nuevo sistema de corrección de errores, garantizan la fiabilidad.

Aunque estamos en las primeras etapas, el vertiginoso ritmo del mundillo informático prevé que para finales de año las cifras de implantación de los nuevos soportes se incrementen notablemente, coincidiendo con la salida al mercado de la nueva PlayStation 3 de Sony, importante aliado del Blu-ray.