Según unos desarrolladores en seguridad del fabricante Symantec, el troyano en cuestión se denomina Trojan PSPBrick, y ha comenzado ya a circular en sitios de juegos. Una vez instalado, el software elimina archivos importantes del firmware de PSP, convirtiendo la consola en una máquina totalmente inoperable, llamado bricks por los jugadores.

El troyano se enmascara como un software que podría ser usado para incapacitar los mecanismos de protección en el software de la PSP, ha señalado Dean Turner, responsable de Symantec. “Una vez que los usuarios han instalado el troyano, elimina archivos críticos desde la máquina y un mensaje explica que la PSP ha sido hackeada, por favor reanuda”, ha matizado Dean sobre cómo funciona el troyano en cuestión. Ésta ha añadido que “simplemente, sin los ficheros del sistema la PSP no puede ser reiniciada”.

Symantec ha puesto al troyano Categoría 1 y es el primero –y no será el último- en aparecer para esta plataforma de juegos.