Sistema de copiado de seguridad que permite la gestión remota de los datos almacenados y que ofrece la tecnología que permite copiar sólo los archivos o las partes de archivos diferenciales.

Más allá de la disciplina necesaria para llevar a cabo las copias de seguridad, el gran problema de los sistemas de backup se encuentra en la velocidad con la que se realiza la tarea de copiado. Aunque los procesos, una vez configurados, suelen ser bastante sencillos, lo cierto es que la velocidad con la que se desarrolla todo el proceso no suele ser muy veloz. Además, si sumamos la diferencia de velocidad entre los diferentes soportes de almacenado, obtenemos muchas variables para que cada usuario o empresa pueda adaptarlo a sus necesidades.

LogMeIn acaba de lanzar una nueva versión de LogMeIn Backup con funcionalidades añadidas. Dirigida a los usuarios profesionales de pequeñas y medianas empresas, la gran novedad es que incluye capacidad de importar o exportar paquetes de almacenamiento, pudiendo realizar interrupciones y reanudaciones de las sesiones de copia de seguridad de forma fácil y rápida. De este modo, se consigue una importante ventaja en el proceso, que no es más que disponer de la posibilidad de hacer copias sólo de aquellos archivos que se denominan diferenciales. Esto es, aquellos que no forman parte de la copia de datos ya existente. Así, además de conseguir una importante reducción en la duración del proceso de copiado, se consigue también liberar espacio en el soporte o la unidad de almacenado debido a que no se duplican datos.

De este modo, LogMeIn Backup no es una aplicación de copia de seguridad local al uso, sino una solución de copiado remoto. Así, gestionando sus funciones a través de una red privada virtual el programa permite copiar, recuperar o almacenar los datos a equipos que se encuentran en otro lugar.

El funcionamiento general de la aplicación es sencillo y la gestión de los datos se realiza a través de una interfaz centralizada con un adecuado contenido gráfico. Una vez instalado el sistema, primero hemos de señalar qué datos son los que queremos copiar de forma periódica y también especificamos dónde queremos almacenarlos y qué periodicidad ha de seguir el proceso.

Hemos podido combinar la capacidad de copiado a nivel local con las posibilidades que ofrece la red virtual y el sistema remoto. De este modo, se añade una nueva dimensión a las labores de copiado, consiguiendo aún más seguridad y protección. Además, la ventaja de poder contar con los datos en diferentes equipos conscientes de que siempre contamos con la última actualización de los mismos permite que diferentes usuarios puedan hacerse cargo de una misma tarea con estos datos. Esta característica permite que el copiado remoto pueda ser ofrecido como un servicio por parte de una empresa de mantenimiento de sistemas. Por ello, los responsables de esta solución lo ofrecen dirigido de forma certera a los proveedores de servicios de gestión de TI.

En el programa también se han mejorado los sistemas de localización de los recursos de backup, un aspecto muy importante sobre todo a la hora de definir las políticas en estos procesos. Algo que se ve aumentado con la capacidad de sólo copiar aquellas partes que han variado de los ficheros grandes en backups incrementales, lo que se denomina “Delta” o “backup de nivel de bloque”. Además, el sistema crea lo que se denomina “Backup Sets”, que son paquetes de datos que se copian en el equipo destinado al almacenado, pudiendo recuperarse, pero siempre a través de un sistema seguro SSL de 256 bits, pudiendo incluso conservarse de forma encriptada.