¿Te acuerdas de las gafas de papel, con una lámina transparente azul y otra roja para cada ojo? Ésa fue una de las primeras aproximaciones a las tres dimensiones en una superficie plana. Hoy seguimos utilizando gafas para lograr profundidad, pero la tecnología ha avanzado considerablemente y la invasión 3D está a punto de conquistarnos… si es que no lo ha hecho ya.

Explicar a fondo las tres dimensiones es bastante complejo si uno no es experto en la materia, pero por resumir, podríamos decir que cada ojo ve la misma imagen, pero con una diferencia de centímetros que, al unirse en el cerebro, crean la sensación de profundidad. La tecnología pretende realizar esa misma función en pantallas de todo tipo. No solo en televisiones, sino ya también en ordenadores, portátiles, videoconsolas, cámaras y teléfonos móviles. Y esto no ha hecho más que empezar. A continuación, te contamos las principales tendencias del mercado en este sentido, recuperamos para ti algunos análisis de productos y te mostramos lo último que nos ha llegado al Laboratorio para que, si no te has decidido ya, te animes a lanzarte al mundo en tres dimensiones.

Ya está aquí

Está claro, ya está aquí el 3D. Aunque a muchos parece no convencerles todavía, lo cierto es que en los últimos meses no pasa un día sin un nuevo lanzamiento 3D, sobre todo, de televisores.

En el caso de las televisiones, algunos usuarios aún son reticentes a dar el salto a esta tecnología, bien porque, no nos engañemos, los productos aún son caros; bien porque consideran que aún no hay suficientes contenidos o por la sencilla razón de que les da pereza utilizar gafas especiales, parece que el salto a las tres dimensiones aún está por darse.

No se puede culpar a nadie por pensar así, puesto que es cierto que, por ejemplo, aún no hay mucha oferta en lo que a contenidos en tres dimensiones se refiere. A pesar de ello, el 3D ha tenido bastante éxito y lo que es más, continuará teniéndolo, aunque ahora mismo no conozcas a nadie que vaya a comprar una tele 3D en los próximos cinco años.

Un ciclo sin fin

Pero empecemos por el principio. Los fabricantes de televisiones están en ese negocio para hacer dinero. Para lograrlo, necesitan vender televisores. Si los venden, consiguen más dinero, un dinero que pueden utilizar para desarrollar mejores productos que hagan que la tele que te acabas de comprar parezca vieja y anticuada y, cuando por fin decides comprar una nueva, todo vuelve a empezar, porque han sacado nuevos productos, con mayor resolución y capacidad, que hacen que tu recién estrenada TV parezca una reliquia.

Es cierto que la mayoría de las veces las mejoras son sencillas y fáciles de entender. Como cuando pasamos de las enormes pantallas de tubo a las televisiones planas LCD o de plasma lo que se traduce en equipos más finos, ligeros y que consumen menos energía. Luego llegaron los modelos de iluminación trasera LED y mejores paneles antirreflectantes para los plasmas que hacían que se viera mucho mejor la imagen. Si compraste una tele nueva hace un año, notarás una enorme diferencia entre tu modelo y los nuevos de este año, pero después de varios años de importantes cambios en la tecnología, seguirás deseando tener las últimas innovaciones.

El problema es que los fabricantes de TV han llegado a un momento difícil en lo que a cambios incrementales se refiere. Por dos razones. Primero, porque el consumidor medio no se preocupa tanto por la calidad de la imagen como quisieran los fabricantes de televisores. La mayoría de los compradores simplemente quieren algo “grande y barato” y no se centran demasiado en esas pequeñas características que hacen que se vea mucho mejor la imagen. El comprador medio puede haber leído en algún sitio que se debería preocupar por temas como las tasas de refresco y los ángulos de visión, pero cuando va a comprar la tele, no presta realmente demasiada atención a la calidad de la imagen.

Tampoco todo el mundo es un entusiasta del cine en casa y no todos pueden permitirse un conjunto de home-theater como el que recomiendan las publicaciones especializadas. Cuando ven una televisión nueva en una tienda, no perciben una gran diferencia entre esa imagen y la del plasma que tienen en casa desde hace cuatro años. Básicamente, las nuevas teles no son tan diferentes de las viejas como para hacer que mucha gente quiera comprarlas, especialmente cuando la mayoría ven vídeo comprimido que les llega desde sus entradas por cable o satélite y que se ve más o menos igual en sus viejas y en sus nuevas televisiones.

Por otro lado, esas mejoras incrementales no siempre se traducen en mejor imagen, sino que son diferentes. Por ejemplo, los fabricantes de pantallas LCD han estado impulsando las tasas de refresco cada año, más o menos, pasando de los 60 Hz a los 120 Hz hasta unos increíbles 960 Hz. El incremento resuelve los problemas ocultos que los LCD tienen con las escenas de gran movimiento, tales como las de acción o disparos. En cualquier caso, una tasa de refresco más alta tiende a hacer parecer que la imagen ses más suave, como si la gente que aparece en la pantalla estuviera deslizándose; los cinéfilos a los que no les gustan este tipo de cambios en imágenes de películas clásicas lo llaman “soap-opera effect", es decir, algo así como el “efecto culebrón”. Durante años, los fabricantes de TV han jugado con eso afirmando que era un fallo de los LCD y una fortaleza de los plasmas. Pero, aparentemente, hay mucha más gente que prefiere el “efecto culebrón”, puesto que estamos viendo las mismas técnicas de interpolación de fotogramas en los plasmas, aunque “no los necesitan”. En otras palabras, muchas de las nuevas funcionalidades relacionadas con la calidad de la imagen que están apareciendo en los últimos tiempos son más bien una cuestión de preferencias personales, no de calidad objetiva de la imagen.

Grandes cambios en la alta definición

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con el 3D? Simple: cuando los pequeños cambios no pueden convencerte para comprar una nueva tele, los fabricantes de televisiones necesitan dar un paso mayor, un gran cambio. Los fabricantes de TV no pueden hacer gran cosa por sí mismos, puesto que no pueden cambiar nada sobre cómo se realizan los vídeos que ves, sólo pueden trabajar en el modo en que los ves en tu televisor. Para que los fabricantes de TV sean capaces de crear una nueva televisión completamente distinta, la gente que hace los contenidos debe empezar, en primer lugar, a utilizar nuevos equipos.

Piensa en la transición desde las televisiones de definición estándar a las de alta definición. A no ser que seas un entusiasta de lo último en imagen con dinero suficiente para gastar en estas cosas, probablemente hayas comprado tu primera televisión de alta definición en los últimos seis o siete años. Si tienes una tele de este tipo desde el principio, probablemente no hayas encontrado contenidos como para sacarle partido hasta los últimos cuatro años cuando hayas podido comprar una cámara de alta definición que no costara un ojo de la cara. Ahora, por supuesto, puedes conseguir contenidos HD desde prácticamente cualquier vía. En cuanto a las tecnologías que marcan un antes y un después, lo cierto es que la alta definición lo ha hecho, pero ha necesitado unos 15 años para consolidarse.

Si tomamos este dato y lo comparamos con el 3D, podremos afirmar que las televisiones de tres dimensiones se están vendiendo como rosquillas. Durante un reciente evento con la prensa, los responsables de Panasonic afirmaron que las pantallas de este tipo se estaban vendiendo 5,5 veces más rápidamente que lo hicieran en su día las TV de alta definición en su primer año de circulación. Y de hecho, citaron una previsión de Consumer Reports que estima que entre el 60 y el 75 por ciento del mercado de televisión en 2011 tendrá capacidades 3D. Es fácil hacer bromas sobre el mercado de las teles 3D hasta que uno conoce estas cifras. De hecho, según datos de DisplaySearch, en el cuarto trimestre de 2010, las ventas de televisores 3D ya representaban el 9 por ciento del total.

Claro, es muy probable que la mayoría de la gente que compre estas televisiones 3D nunca tenga la intención de utilizar estas características 3D, pero una vez que las tienen, los productores de contenidos tendrán más motivos para generar más contenidos 3D, lo que significa que los espectadores podrán encontrar más vídeos en 3D que quieran ver.

Ahora mismo, incluso podemos comprar cámaras de fotos y vídeo 3D para grabar nuestros propios contenidos en 3D por una fracción de lo que costaban las primeras cámaras HD, por ejemplo. No está mal, si tenemos en cuenta que prácticamente no han pasado ni dos años desde que está entre nosotros la tecnología 3D.

¿Por qué tendrá éxito el 3D?

Actualmente la gente se plantea la posibilidad de comprar una televisión 3D como una opción más. Es decir, puedes comprar un televisor 2D tradicional o puedes gastarte un poco más y comprar una 3D. Cuando se enfrenta a este dilema, la mayoría de la gente no opta por el 3D porque no les compensa la inversión y esto hace pensar que es una tecnología que nunca llegará a ser un éxito ni a ser ampliamente adoptada en el mercado.

Pero es justo ahí donde está el truco. No importa si compras una TV 3D ahora o no. Los fabricantes de televisores saben que si quieren permanecer en el negocio, necesitan convencer a los clientes para que compren un equipo de este tipo en los próximos años, de modo que están empezando vendiendo televisores 3D de gama alta. Saben que la mayoría de la gente no los comprará, tal y como ocurrió al principio con los televisores de alta definición. Lo que están haciendo, por tanto, es establecer que el 3D es, por ahora, una funcionalidad “Premium” en los televisores. Naturalmente, el dinero extra que conseguirán de la mano de los primeros compradores será bienvenido, pero es más importante para ellos la asociación mental que se establecerá entre “3D” y “televisión de alta gama”.

En los próximos años, los fabricantes de televisores introducirán capacidades 3D en los modelos HD a precios cada vez más bajos. De ese modo, serán más los consumidores que los comprarán, pensando, “de acuerdo, no he comprado una nueva TV desde hace tiempo y ahora puedo conseguir un buen precio por una 3D”. Mientras tanto, continuará proliferando el vídeo 3D, incrementando las oportunidades de engancharte a ciertos programas o canales tridimensionales.

Incluso aunque la mayoría de la gente generalmente piensa que las televisiones 3D son un producto de lujo, el hecho es que durante la pasada época navideña, era posible encontrar modelos de 50 pulgadas por unos 1.000 euros.

Eso sí, una vez que tengas una televisión 3D, querrás tener las mejores gafas o un efecto más profundo y así, más y más. Lo cierto es que los fabricantes de televisores tendrán que desarrollar toda una batería de cosas nuevas año tras año, tal y como han estado haciendo hasta ahora. Y eso hará que sigamos comprando nuevas teles hasta que no tengan más modos de mejorarlas, algo bastante improbable, a decir verdad. Y en ese momento, lanzarán la nueva gran TV HD y todo empezará otra vez.

Así que realmente no importa lo que pensemos sobre las televisiones 3D, que las amemos o las odiemos, veremos vídeos 3D en nuestras teles, haremos fotos 3D en nuestras cámaras y jugaremos en tres dimensiones y todo eso ocurrirá antes de que nos demos cuenta. Los próximos cinco años serán claves en esta transformación.

El interés por las tres dimensiones es tal que incluso se organizan eventos como Expo-3D, una feria celebrada a finales de mayo en Madrid en la que, bajo un perfil profesional, cine, televisión y aplicaciones profesionales en 3D fueron los protagonistas. Está claro, algo se mueve en el mundo de las tres dimensiones.

Las 3D van más allá de la TV

Pero como hemos dicho, no sólo de televisiones vive el 3D, cada vez son más habituales los lanzamientos de productos, aplicaciones y contenidos de este tipo. Videojuegos y películas son, por ahora, los más conocidos, pero esto solo acaba de empezar.

Así, por ejemplo, Nokia ha presentado modelos fotorrealistas en 3D de áreas metropolitanas para Ovi Mapas. Con ellos, pretende ayudar a los usuarios a familiarizarse con los lugares antes de llegar a ellos. Áreas metropolitanas de Madrid y Barcelona ya se incluyen en esta propuesta.

A medida que crecen los contenidos, también lo hacen los soportes para reproducirlos y una de las firmas que está apostando claramente por las tres dimensiones es Toshiba, que no solo cuenta con televisores, sino también con reproductores Blu-ray 3D. De hecho, Toshiba ha desarrollado la tecnología CEVO, un motor multiprocesador que ofrece una mayor calidad de imagen, mejores prestaciones 3D, y que incluso realiza conversión desde 2D a 3D. Su principal característica es la capacidad de autocalibración, con la que pretende ofrecer la misma calidad de imagen que tienen los estudios de cine al montar películas. Tan convencidos están en Toshiba de la calidad de esta tecnología, que afirman que las televisiones 3D se convertirán en “producto de masas en 2012”. Desde la firma japonesa consideran que “es el momento del salto adelante, es una gran idea, el paso a la televisión sofisticada”, pues no se trata solamente de ofrecer contenidos e imagen en tres dimensiones, sino también de proporcionar nuevas capacidades en los equipos como la personalización, por ejemplo. Así que van más allá afirmando que “el futuro no está tan lejos con el 3D. Creemos que se introducirá en los próximos 12 meses el 3D sin gafas en una alta calidad de imagen en nuestras propias casas”.

Lo que está claro es que son muchos los fabricantes que están apostando por las tres dimensiones y, ya lo dice el refrán popular, “cuando el río suena, agua lleva”. De hecho, también suena en Acer, que trabaja en este sentido y ya ha presentado equipos capaces de reproducir películas y juegos con imágenes 3D. La experiencia del entretenimiento sube grados gracias a estas tecnologías. De hecho, Acer también tiene su propia propuesta en el campo de los proyectores.

En el campo de los portátiles 3D, ya son varios los modelos anunciados, como los de Toshiba, capaces de convertir contenidos 2D en 3D, o los de LG, con pantalla de 15,6 pulgadas para ver mejor las imágenes en tres dimensiones. LG da un paso más en este sentido, presentando un tablet, el formato de moda, en 3D. Se trata del G-Slate, que captura y reproduce vídeo 3D en su pantalla de 8,9 pulgadas.

Un modo más accesible de llegar a las tres dimensiones puede ser a través de la fotografía, pues ya son varias las casas que han comenzado a comercializar cámaras 3D. Una de las primeras ha sido Sony, con una nueva Cyber-shot, que gracias a una tecnología exclusiva de la firma japonesa, toma imágenes en tres dimensiones. Aunque no es el único modelo de cámara de Sony en proporcionar imágenes 3D, pues la firma ha renovado su gama de productos y son varias las referencias de su catálogo en este sentido, no solo máquinas de alta gama, sino compactas e incluso videocámaras, tanto de la línea Handycam, como de Bloggie. De hecho, Sony es una de las firmas que más fuertemente apuesta por este segmento, que cubre también con sus televisores y portátiles Vaio.

Otra firma que pisa fuerte en este sentido es Samsung, que apuesta por un estilo de vida “smarter”, es decir, más inteligente, y en el que los televisores LED y plasma con capacidades 3D juegan un papel muy importante. Además, Samsung se ha unido a la firma de gafas de diseño Shillouette, para crear unas gafas de obturador activo que presentan como las más ligeras del mundo para disfrutar de la tecnología 3D. Tan solo pesan 27 gramos.

Los smartphones tampoco se quedan atrás en esta carrera y, como ya pudimos comprobar durante la celebración del Mobile World Congress de Barcelona, las tres dimensiones al alcance de nuestra mano son una de las bazas que jugarán en los próximos lanzamientos las principales firmas de telefonía de alta gama. Samsung ha sido uno de los primeros, con el Optimus 3D, que permite la captura de vídeo y fotos estereoscópicas.

Sin contenidos, no sirve de nada

Como hemos comentado anteriormente, de poco o nada sirve tener excelentes equipos de reproducción en tres dimensiones, si no hay contenidos que reproducir. Pero todo parece apuntar a que éste es un problema del pasado. Y tanto productoras como canales de televisión se están afanando en los últimos tiempos por ofrecer contenidos de este tipo.

Así, podríamos citar no sólo títulos de películas, especialmente de animación, como Rio, Toy Story 3 o Las aventuras de Sammy, sino títulos emblemáticos como Avatar, que ha marcado un antes y un después en este sentido, sino productos más “sencillos” como la última entrega de Torrente, por ejemplo.

Y en la programación de las televisiones ya se empiezan a ver esfuerzos en este sentido. Como el realizado para la retransmisión en directo del toreo de Wimbledon, que según la organización, podrán seguir los partidos de Rafa Nadal como si se disputaran en el salón de sus casas. Esta práctica suele ser más habitual en otros deportes como Fórmula 1 o fútbol, pero es innovadora en tenis.

Y como dato curioso, mencionar el éxito que ya están teniendo los primeros títulos pornográficos en 3D. La primera película para adultos en 3D, Real Porn Stars, que está batiendo récords de audiencia en países como Japón, por ejemplo. En nuestro país, Real Porn Star ha sido emitida por Canal +, uno de los primeros canales en apostar por los contenidos 3D, ofreciendo desde música a deporte, películas o toros, por ejemplo.

Panasonic VW-CLT1

La lente que genera el 3D

------------------------------------

El modelo de videocámara de Panasonic, tope de gama de la familia HDC, ofrece la gran posibilidad de poder acoplarle la lente 3D VW-CLT1, con la que podemos llevar a cabo grabaciones de imágenes en formato de tres dimensiones. Es una forma económica de convertir nuestra videocámara profesional, en una potente solución con la que poder iniciarnos en el mundo 3D. Sin embargo, consideremos sus posibilidades para no llevarnos sorpresas.

Su peso es de tan sólo 195 gramos, y la longitud focal de la lente es de F3.2 con una longitud de 2,5 mm. De este modo, las grabaciones 3D que podrás realizar tendrán una distancia máxima de 2 metros de distancia.

Comprobamos que la puesta en marcha es casi inmediata. Basta con acoplarla a la lente de la cámara, mediante el correspondiente sistema de rosca, y ésta queda lista para su uso. Una pequeña guía que hace las funciones de asistente, permite calibrar la imagen para obtener resultados decentes. Basta con tener en cuenta 5 sencillos pasos.

Entonces, ¿me la compro? Sin embargo, hay limitaciones, más allá de las escasas distancias que pueden manejarse, y la primera de ellas se refiere a la calidad. Dado que las lentes son de diámetro pequeño, la cantidad de luz que llega al sensor se reduce fuertemente, y esto se manifiesta en forma de ruido. Fruto de esto, la cámara reduce automáticamente la velocidad de la velocidad de obturación, con lo que los objetos que se encuentren en movimiento están sujetos a ser grabados con poca luz. La siguiente cuestión está relacionada con la aberración cromática. Las luces brillantes como los faros, aparecerán rodeados de un halo púrpura y la calidad final de las grabaciones, a pesar de encontrarse en 3D, es significativamente inferior a la recogida por la cámara sin el objetivo 3D montado. Es evidente que el precio de la lente no es desorbitado, y como opción, está bien que exista la posibilidad. Sin embargo, son solo los pasos iniciales hacia lo que deben ofrecer las futuras cámaras 3D de uso semiprofesional. Resulta fundamental que la incorporación de la nueva lente no influya negativamente en las enormes posibilidades de la cámara, y en el caso de la TM900, comprobamos que la lente 3D no aprovecha ni la cuarta parte de todo su enorme potencial.

Sony VAIO F 3D

Primer portátil con pantalla 3D

------------------------------------------

El primer portátil que probamos con 3D. Cuenta con todo un alarde de prestaciones, con un procesador de cuatro núcleos y una pantalla 3D con gafas activas para disfrutar de los últimos juegos.

El nuevo Sony VAIO F 3D tiene dos características especialmente destacables. Por un lado, es uno de los primeros modelos que ha incorporado los procesadores Intel Core de segunda generación y, por otro, se trata de un portátil con pantalla 3D, controlada por una tarjeta gráfica nVidia GeForce GT540M. Con esta configuración se posiciona como un equipo destinado al entretenimiento, y especialmente a los juegos y películas.

La tecnología 3D de nVidia utiliza unas gafas de obturador activo (incluidas con el equipo) que tapa alternativamente cada ojo, para conseguir la ilusión de tridimensionalidad. Por supuesto, la pantalla, con una diagonal de 16 pulgadas, soporta resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles) y, en combinación con las gafas, proporciona una tasa de refresco de 240 fps.

Aunque utiliza una tecnología de gafas activas, no se aprecia parpadeo en la imagen, ni siquiera cuando la iluminación de la habitación es de tubos fluorescentes que tienden a acentuar el parpadeo, a diferencia de lo que ocurre en algunos televisores 3D que hemos probado. Además, una vez que las gafas están sincronizadas es posible girar la cabeza a cualquier ángulo sin que perdamos la imagen. Según comunica Sony, son las mismas gafas que las de sus televisores Bravia 3D.

Para mayor comodidad, el portátil tiene un botón 3D que permite alternar entre los modos 2D y 3D rápidamente, y se incluye software específico para visualizar contenidos tridimensionales, ya sean fotos o vídeos.

Excelente rendimiento

Hemos pasado nuestros habituales test WorldBench 6, y hemos obtenido un rendimiento espectacular, alcanzando los 139 puntos en el índice WorldBench, que supone 20 puntos más que portátiles basados en la primera generación de Core i7 funcionando a bastante más velocidad de reloj. La versión más potente del nuevo Intel Core i7, en la plataforma de sobremesa de referencia de Intel, alcanzó una puntuación de 162 y funciona casi al doble de velocidad de reloj. Además, el incremento de rendimiento no implica una autonomía limitada. El portátil utiliza una batería de 54 Wh que nos ha proporcionado 98 minutos de uso funcionando a plena potencia. En un uso normal, y activando las funciones de ahorro de energía la duración será necesariamente mayor.

Rendimiento con Worldbench 6 Gold

Adobe Photoshop CS2 293

Autodesk 3ds max 8.0 SP-3 (DirectX) 302

Autodesk 3ds max 8.0 SP-3 (Rendering) 231

Firefox 2 196

Microsoft Office 2003 con SP-1 322

Microsoft Windows Media Encoder 9.0 172

Multitasking: Firefox y Windows Media Encoder 225

Nero 7 Ultra Edition 205

Roxio VideoWave Movie Creator 1.5 176

WinZip Computing WinZip 10.0 180

Minutos de autonomía 98

Índice WB 139

Todas las cifras son tiempos, excepto el Índice WorldBench. A mayor tiempo, peor rendimiento. A mayor índice WorldBench mejor rendimiento.

Intel WiDi soporta streaming de video 1080p y contenidos 3D

-----------------------------------------------------------------------------------

WiDi (Wireless Display) 2.1 introduce finalmente ofrece el soporte necesario para los contenidos de vídeo HDCP, ya sean reproductores Blu-ray, así como contenidos 3D en alta definición.

La segunda generación de procesadores Intel Core, conocidos mundialmente como Sandy Bridge, han traído el soporte de la nueva tecnología Wireless Display 2.1 (Wi-Di). De esta forma, todos los portátiles compatibles brindan ahora la posibilidad de utilizar un monitor o pantalla de gran formato como fuente de vídeo adicional al equipo, permitiendo ser un monitor adicional, o bien, duplicar la señal de vídeo de nuestro portátil.

Para ello es necesario utilizar un adaptador externo compatible, el cual se conecta al televisor mediante conexión HDMI, de forma que habilita la comunicación con el portátil. Existen ya aparatos a la venta, como es el caso del Netgear PTV1000, o el Belkin F7D4501, y está previsto que otras marcas como D-Link y Toshiba también fabriquen los suyos propios. En el caso de éste último, también pretende fabricar televisores que de serie lleven implementada la funcionalidad, de modo que es posible ahorrarse la adquisición del producto de manera adicional. En cualquier caso, el precio que suelen presentar estos adaptadores es inferior a los 99 euros.

Con la segunda generación, Wireless Display se ha actualizado a la versión 2.1, lo que ahora contempla la transmisión de vídeo en streaming del portátil al televisor en formato Full HD 1080p. Con Intel Insider, es posible reproducir contenidos procedentes de Blu-ray o películas DVD, y el hecho de haber elevado el ancho de banda de transmisión de 3 a 20 Mbits por segundo, hace posible que puedan incluso transmitirse contenidos en formato 3D.

Desde Intel destacan que también se han superado los problemas iniciales que planteaban las versiones anteriores, de modo que si el portátil se conectaba al televisor por Wireless Display, el adaptador del portátil se desconectaba de la conexión inalámbrica del hogar a la que estuviera conectada.

Cabe destacar que no todos los portátiles que integran procesadores Intel Core son compatibles con la tecnología, dado que es necesario que utilicen un chipset adaptador de red compatible.

Adapta tu PC a los contenidos 3D

----------------------------------------------

El fabricante nVidia comercializa un kit denominado 3D Vision que permite que un ordenador de última generación pueda adaptarse al mundo de imágenes tridimensionales mediante unas sencillas gafas activas y software avanzado. El precio del kit es de tan sólo 129 euros.

La aparición de la tecnología 3D Vision Pro en toda la gama de gráficas del fabricante nVidia, hace posible que, tanto el mercado de equipos profesionales que incorporan tarjetas gráficas Quadro, como los entornos domésticos con las GeForce, cualquier ordenador o portátil típico pueda reproducir contenidos y aplicaciones basadas en tecnología 3D. Todas ellas ofrecen compatibilidad con aplicaciones OpenGL, así como con diferentes productos de visión estereoscópica, entre los que se incluyen películas o juegos 3D de última generación. Para ello, es necesario que la tarjeta gráfica de última generación del equipo disponga de conector estereoscópico (mini-DIN de 3 patillas), elemento diferenciador con el que es posible desplegar la tecnología. Además, el monitor o televisor debe admitir frecuencias de 120 Hz.

El nuevo kit de visión 3D cuenta con unas gafas obturadoras activas 3D, un emisor de infrarrojos IR con interfaz USB, así como un cable USB 2.0 de 3 metros de largo con conector mini-B de 5 patillas. Además, se incluye un cable de 1,8 metros que permite recargar la batería de las gafas una vez que se han descargado. La hoja de especificaciones indica que su duración estimada es de 40 horas de uso aproximadamente.

Finalmente, más allá de lo comentado con respecto al hardware, el controlador o driver del kit 3D Vision realiza una gran labor. Está desarrollado para funcionar bajo versiones de sistema operativo Windows Vista o Windows 7, y permite manejar los parámetros necesarios para la visión de cada uno de nuestros ojos.

Cómo trabaja 3D Vision

Mediante este método, las imágenes de los ojos izquierdo y derecho se presentan en cuadros alternos, y dado que los monitores funcionan a 120 Hz, cada ojo sigue viendo una señal de 60 Hz equivalente a la producida con la tasa de refresco de los actuales monitores LCD. Los PCs 3D Vision permiten usar monitores LCD con resoluciones de 1680 x 1050 píxeles, o bien, de 1920 x 1080 píxeles. De este modo, los contenidos y juegos deben reproducirse a estos valores de resolución compatibles.

1.- Máxima resolución por ojo: En modo 3D, cada ojo recibe la máxima resolución de la pantalla para obtener la mayor calidad de imagen posible al visualizar textos y objetos.

2.- Ángulo de visión más amplio para 3D: Dado que los cuadros alternos reproducen las imágenes completas, no existen limitaciones en cuanto al ángulo de visión que puede obtenerse en modo 3D. El usuario es libre de mover la cabeza en cualquier dirección (vertical u horizontal) del ángulo de visión sin perder la visión 3D ni sufrir efectos de imagen fantasma.

3.- Compatibilidad con contenidos 2D: Si en algún momento decides volver al 2D, tan sólo tendrás que dirigirte a los ajustes que ofrece el driver para desactivar este modo de visión. Resulta muy sencillo de configurar.

4.- Adaptados a cada persona: las gafas de obturador activo han sido diseñadas y producidas por nVidia con la óptica más avanzada, incluyen accesorios de ajuste del puente y ofrecen un aspecto similar al de las gafas de sol modernas.

Nuevos drivers

Los nuevos controladores ofrecidos por nVidia aseguran mayor compatibilidad con los distintos periféricos así como con diferentes marcas de monitores y televisores 3D. El driver facilitado para las últimas tarjetas gráficas incluye las opciones de visión estereoscópica, con el fin de que pueda ser habilitado o deshabilitado de forma rápida, así como manejar los valores del hardware del monitor. También potencia el factor de sincronización del kit 3D, con la finalidad de que el efecto 3D en monitores y portátiles pueda ser ajustado a su mejor valor.

Nvidia ha colaborado con multitud de desarrolladores de software y títulos de juegos como Cyberlink, ArcSoft, Sonic o Corel, entre muchos otros, para garantizar que sus últimos reproductores ofrezcan la mejor calidad de visualización y experiencia de usuario con los contenidos Blu-ray 3D al combinarse con sus tarjetas gráficas.