El nuevo Toshiba Qosmio F60 solo tiene 3 centímetros de grosor y pesa 2,7 Kg, lo que para Enrique Nistal, responsable de productos informáticos de consumo en Toshiba supone “una importante transformación y evolución en cuanto a su portabilidad y movilidad"

En cuanto las novedades incorporadas por Toshiba en la configuración del F60, destaca el procesador Intel Core i7 y una unidad de lectura y grabación de discos Blu-ray. Cuenta con una pantalla LED de alta definición de 15,6 pulgadas con tecnología Resolution+, altavoces Harman Kardom y un sistema de sonido HD de 24 bits, con la tecnología Sleep & Music, para utilizarlo como un equipo de sonido cuando el PC esté apagado.

La tarjeta gráfica es una nVidia GT330 con 1 GB de memoria y tecnología CUDA, y dispone de un sintonizador TDT de Alta Definición.

Un disco duro de 640 GB y 6 GB de memoria RAM completan la configuración.