Via Technologies explica que su chipset VX700 trabaja sólo con los microprocesadores Via C7-M, destinados a pequeños dispositivos.

Via ha reducido el tamaño de su nuevo chipset al integrar el puente norte y el sur en un único empaquetado de 35 milímetros por 35 mm., según la información facilitada por la propia empresa.

Los chipsets estarán disponibles en grandes cantidades a finales del tercer trimestre, aunque aún no se ha dado a conocer su precio. Junto a los procesadores C7-M, estos nuevos componentes están diseñados para reducir el consumo de energía y prolongar la vida de las baterías en ordenadores ultra portátiles.

Cabe recordar que a principios de este año Microsoft lanzó el concepto del ordenador ultra portátil, conocido como Origami, y cuya misión es tener todas las prestaciones de un portátil pero en un dispositivo tan pequeño como para poder llevarlo en un bolsillo.