Asus ha presentado su nueva Serie K de portátiles, en los que ha incorporado la nueva plataforma Sandy Bridge de Intel con los procesadores Intel Core de segunda generación y tarjetas gráficas dedicadas Nvidia GeForce GT 500 series, con soporte DirectX 11 y hasta 2GB de memoria DDR3 disponibles en el modelo tope de gama GeForce GT 540M, componentes que aseguran una experiencia informática más rápida para aplicaciones multitarea, multimedia y gaming.

Además, los portátiles Asus Serie K presentan un diseño que busca combinar la elegancia de sus acabados en aluminio marrón y plateado, que responden al doble propósito de resistir al desgaste del día a día y añadir al equipo un look profesional y moderno, con la comodidad de uso que proporciona la tecnología Asus IceCool, que mantiene la temperatura del reposamuñecas por debajo de la corporal, proporcionando al usuario un entorno agradable. Además, los conductos disipadores y las salidas de aire caliente IceCool mantienen la temperatura, ofreciendo la posibilidad de trabajar durante horas sin notar cambio alguno en la misma.

La Serie K también incorpora la tecnología Asus Palm Proof, que es capaz de diferenciar entre la palma de la mano y los dedos, para prevenir posibles errores de escritura si se toca accidentalmente el panel táctil.

asus serie k