NEC ha anunciado el lanzamiento en el mercado Nipón de un portátil ultraligero potenciado por el procesador Transmeta Crusoe.

Con este procesador de 600 MHz, el nuevo portátil de NEC está equipado con un disco duro de 2GB, de 128 MB de RAM y monitor SVGA TFT. El procesador Transmeta es una solución compatible con x86 diseñada para proporcionar prestaciones móviles con un bajo consumo.

Viene equipado con dos baterías, unidad removible de Lition y una batería de polímeros de litio ubicada en el interior de la carcasa del equipo. Teniendo en cuenta su formato B5, este portátil tiene un peso de 1,37 Kg y un grosor de 21 mm. Incluye pantalla de 10,4 pulgadas SVGA TFT con tecnología reflectante e integra un módem V.90 de 56K y conector a red LAN.