Después de tres años, este jueves Oculus VR ha facilitado los primeros detalles reales sobre la versión de consumo de las gafas de realidad virtual Oculus Rift.

A diferencia de Valve y del modelo HTC Vive, la versión de consumo de Rift no necesita una estación IR de pared ni accesorios añadidos, y disponen de auriculares integrados de audio posicional. Además, cuenta con una nueva característica: los auriculares son extraíbles, en vez de simplemente cambiar de posición.

Las gafas están equipadas con dos pantallas OLED ajustables que alcanzan una resolución de 2160x1200 píxeles a 90Hz. Un gran anuncio que acompaña a las gafas es Oculus Touch, dos controladores externos que detectan los movimientos del usuario y le permiten controlar, por ejemplo, la posición de sus manos para usarlas en realidad virtual.

Oculus también anunció un conjunto de juegos de realidad virtual de CCP, Insomniac, y otros productores, que tendrán disponibles títulos cuando se lancen las gafas, entre ellos, Eve Valkyrie, Edge of Nowhere, Damaged Core, Chronos, Esper, Lucky's Tale o AirMech VR.

En paralelo con el lanzamiento en 2016 también se pondrá en marcha Oculus Home, similar a la tienda de Samsung para GearVR, sus gafas virtuales impulsadas por Oculus.

Por último, la firma también adelantó que invertirá 10 millones de dólares para impulsar el desarrollo de juegos para esta plataforma.