La mayor parte de los errores que reporta Windows XP podrían haberse evitado si se hubiera realizado una serie de labores de mantenimiento en el disco duro. Con ayuda de herramientas del sistema y aplicaciones auxiliares podremos tener el equipo a pleno rendimiento y evitar errores generados por nuestra dejadez.

El disco duro del PC soporta una gran parte de la carga de trabajo que ocasiona el PC. No en vano sobre él recaen la instalación y desinstalación de todas las aplicaciones. A su vez, guarda registros inservibles de programas que ya no existen en nuestro ordenador, además del continuo ir y venir de archivos. Por todo eso, es conveniente que prestemos un poco más de atención a este componente de nuestro PC y evitemos que sufra daños que, en algunos casos, nos van a obligar a reinstalar el sistema operativo.

Ya no es sólo por el tiempo que lleva una reinstalación completa del sistema operativo y sus aplicaciones, sino por la inevitable pérdida de datos que casi siempre conlleva, dado que la mayoría de los usuarios no tienen la sana costumbre de realizar copias de seguridad (backup) de sus datos con la frecuencia necesaria.

Utilizando unas sencillas aplicaciones freeware y shareware, y herramientas que acompañan a Windows XP, vamos a conseguir poner nuestro disco duro en plena forma. No vamos a explicar la instalación de ninguna de estas aplicaciones, damos por hecho que ya están correctamente instaladas en el sistema.

1- Con el propio Windows XP

En primer lugar, utilice dos herramientas integradas en el sistema que permiten comprobar errores y desfragmentar el disco. Para acceder a ellas haga doble clic sobre Mi PC, después haga clic con el botón derecho en el disco que desea comprobar y en el menú desplegable que aparecerá seleccione Propiedades » Herramientas. Ahora localice la zona Comprobación de errores y pulse sobre Comprobar ahora... Esta operación no puede realizarse con Windows XP iniciado, por lo que el sistema le advertirá de esto y deberá reiniciar. En el nuevo arranque se efectuará la comprobación.

La segunda acción también se realiza en la misma zona que la comprobación de errores, sólo que esta vez ha de localizar la zona Desfragmentación y pulsar Desfragmentar ahora... Después ha de marcar el disco que desea desfragmentar –organizar físicamente la información de manera más eficiente– y pulse sobre Desfragmentar. Cuando finalice el proceso tendrá su disco duro con un acceso a datos más eficiente.

2- Búsqueda de archivos inservibles

Los archivos temporales que se quedan fuera de control tras reiteradas instalaciones/desinstalaciones, cookies, registro de la memoria caché, son también elementos que consumen recursos del sistema, por no mencionar espacio en disco. Para eliminar estos y muchos otros archivos de difícil localización habrá que hacer uso de la aplicación CCleaner (www.ccleaner.com).

Su pantalla principal es muy sencilla y utiliza tres pestañas (Windows, Applications e Issues) para controlar los archivos inútiles. En cada una de ellas, seleccione los elementos que desea chequear y después pulse sobre Run Cleaner. Verá que en la ventana de la derecha se le informará del tamaño liberado y de los archivos eliminados. También ofrece la posibilidad de eliminar directamente las aplicaciones instaladas (opción Tools) y configurar aspectos como las cookies permitidas, el nivel de detalle de los análisis, etc. Todo ello mediante la opción Options.

3- Localización visual de archivos

Con la aplicación SequoiaView (www.win.tue.nl/sequo iaview/) se puede obtener una visión global de todos los archivos y carpetas de un determinado disco duro, unidad de almacenamiento extraíble o unidades de red. Su funcionamiento es muy sencillo, asigna a cada archivo una imagen cuyo tamaño es mayor o menor en función de su tamaño real. Así, los archivos con mayores dimensiones cubrirán una mayor zona de la pantalla y serán fácilmente identificables. Para saber el nombre del archivo y la carpeta que lo contiene únicamente ha de poner el cursor del ratón sobre la imagen, al tiempo que en la parte inferior derecha de su interfaz se indica el porcentaje del disco que ocupa el fichero.

Inicie la aplicación (Inicio » Programas » SequoiaView) y el programa escaneará automáticamente el disco duro sobre el que ha sido instalado. Podrá ver una serie de rectángulos con diferentes grises que representan las carpetas y ficheros presentes en dicho disco. Para mejorar la visualización pulse sobre el botón representado por una paleta de colores (Ctrl+L) y la información tomará diversos colores para facilitar su comprensión. A continuación puede cambiar la unidad a escanear pulsando sobre el menú desplegable de la parte superior de la interfaz y ajustar diversos parámetros entre los que destacan tres: la incorporación de filtros para localizar/excluir archivos concretos (View » Filtres...), mostrar información del disco (File » properties) y configurar los parámetros que condicionan la información que nos devuelve el sistema al pasar con el ratón por encima de algún elemento (View Options...).

4- Crear listados informativos

Para esta tarea hemos elegido la aplicación Directory Lister v.07 (freeware.prv.pl). Los archivos que guardamos en nuestro disco duro se almacenan en numerosas carpetas, que a su vez suelen albergar varios niveles de subcarpetas donde la localización de ficheros es muy complicada. Directory Lister permite realizar informes muy detallados de los archivos y carpetas ubicados en cualquier parte del disco duro, así como guardar dichos informes en formato de texto, HTML y tabla.

Ejecute la aplicación (Inicio » Programas » Directory Lister » Directory Lister) y observe la sencilla interfaz del programa. Para realizar un listado de un disco duro selecciónelo en la pestaña Select directories y a continuación indique en qué formato quiere obtener los datos (File » Quick configuration), después pulse File » Save Listing... y elija el lugar donde guardar el informe. Si lo desea puede configurar diversos parámetros del informe en las pestañas Options1 y Options2, por ejemplo: incluir subdirectorios, fecha de creación, número de ficheros/directorios, etc.

Esta herramienta le será de mucha utilidad también si tiene que manejar multitud de archivos .mp3 o .avi, que muchas veces no es capaz de localizar de manera manual.

5- El registro de Windows

El registro de Windows es un lugar conflictivo. Para optimizarlo ha de usar un limpiador de registro como RegSupreme (www.macecraft.com).

Inicie la aplicación con el acceso directo que se creó en el escritorio durante la instalación y observe cómo la primera vez que se utiliza hace un análisis del registro de Windows en busca de incongruencias en sus entradas. Tras dicho análisis muestra los resultados. Estos resultados se organizan de manera muy ordenada e incluyen: la clave, la entrada y el problema que presenta, dejando a elección del usuario la eliminación de dichas claves. Para ello deberá marcar lo que desea eliminar y pulsar en Corregir.

También permite realizar una copia de seguridad del registro antes de que éste sea modificado y restaurarlo partiendo de la copia de seguridad que se desee.

BENEFICIOS: Tendrá el disco duro en forma

TIEMPO REQUERIDO: 1 hora

NIVEL DE EXPERIENCIA: Medio

COSTE: G