S/MIME, es el estándar de hecho para la seguridad en correo electrónico para Internet y está ampliamente soportado por los paquetes de correo electrónico más populares. A pesar de esto, pocos usuarios han implementado todavía este protocolo. Parece cierto que el cada vez más extendido desarrollo de S/MIME no cambiará realmente la forma en que las grandes organizaciones utilizan el correo electrónico, ya que la mayoría de los usuarios están acostumbrados a enviar mensajes importantes sin encriptación a pesar de los riesgos que esto supone. La situación actual revela que pocas compañías han instalado una infraestructura pública clave o cuentan con un directorio empresarial y ambos elementos son esenciales para implementar S/MIME.