PNY ha lanzado al mercado la tarjeta PNY Optima CompactFlash, que permite a los fotógrafos profesionales y entusiastas de la fotografía digital la posibilidad de capturar y transferir a una velocidad de hasta 3,2 MB por segundo. Proporcionan una tasa de transferencia de datos de 21x.

La tarjeta Optima CompactFlash está diseñada para los usuarios que posean una cámara fotográfica digital de calidad y deseen mejorarla con una mayor velocidad de grabación. Estas tarjetas están disponibles en capacidades de 128 MB, 256 MB y 512 MB de memoria.

Las tarjetas de PNY han sido diseñadas para los fotógrafos que desean capturar objetos en movimiento y tener además opción de repetir la fotografía en caso de que fuera necesario. Estas tarjeta se han optimizado para aumentar la velocidad, capacidad y duración sin pérdida de calidad o datos.

www.pny-europe.com