La pizarra digital funciona junto a un ordenador y un proyector, que refleja la imagen de la aplicación en la que se desee trabajar y el usuario puede interactuar con ella realizando anotaciones, esquemas, dibujos o cualquier otro elemento introducido mediante un lápiz o incluso el dedo. La pizarra sensible se conecta al ordenador y sólo hay que tocar la superficie de la pizarra para realizar anotaciones.

La compañía canadiense tiene desplegadas estas pizarras en varios centros educativos españoles, y recientemente ha donado una de sus pizarras al colegio Luis de Góngora. Asimismo, ha convocado los premios SMART Innovation, en el que cinco colegios elegidos en un concurso sobre innovación en el aula recibirán pizarras digitales interactivas. El precio de estas pizarras digitales está entre 1.400 euros y 1.700 euros, con software y soporte incluidos, existiendo descuentos para centros educativos.

También existe el modelo de puntero interactivo Sympodium ID250, una pantalla interactiva táctil con salida para proyector digital que se maneja con el dedo o con un lápiz.

Tel: 914 456 509

www.mundosmart.com