El mercado de navegadores portátiles ha crecido exponencialmente en los últimos años, llegando a suponer cerca del 75 por ciento de las ventas de esta tecnología en España según GFK en 2005. Por ello, Pioneer, que siempre ha destacado en los sistemas de navegadores GPS encastrados, ha visto ahora su oportunidad de entrar en el ámbito de los navegadores GPS portátiles.

El modelo que lanzan no es mucho más grande que una PDA y ofrece un diseño compacto y estilizado, pesando 180 gramos. Es un dispositivo autónomo cuya batería alcanza las cuatro horas de duración. Dispone de pantalla táctil a color y una memoria interna de 2 GB donde están almacenados los mapas. De todos modos, para realizar actualizaciones, incorpora una ranura SD. Para resultar un valor añadido dentro del automóvil, Pioneer ha incorporado en este navegado tecnología inalámbrica Bluetooth, para que también sea posible sincronizarlo con el teléfono móvil y utilizarlo como manos libres. El pack que se pondrá a la venta este mes incluye un soporte para utilizarlo en el coche adherido al parabrisas e incorpora los mapas de Europa tendrá un precio de 650 euros.

www.pioneer.es