La licencia ha sido otorgada por la Comisión de Vigilancia del Sector Financiero (CSSF) de Luxemburgo y entra en vigor el 2 de julio. Tras obtenerla, PayPal trasladará su sede europea del Reino Unido a Luxemburgo, según han confirmado fuentes de la compañía.

Hasta ahora, PayPal operaba en Europa como emisor de moneda electrónica, lo que le impedía vender sus servicios directamente a comercios de los diferentes países debido a restricciones regulatorias. Por eso tenía que canalizar sus actividades de ventas europeas desde el Reino Unido con carácter internacional.

Este anuncio de PayPal llega un mes después de que Google lanzase el servicio Checkout en Reino Unido y anunciase su intención de continuar proporcionándolo a empresas de otros países. Previamente había estado disponible únicamente en Estados Unidos, donde fue lanzado en junio de 2006. Desde sus inicios se ha considerado a Google Checkout como competencia de PayPal, que fue fundado en 1998 y posteriormente adquirido por eBay en 2002.

Pese a la nueva licencia, PayPal no tiene intención de ofrecer servicios bancarios tradicionales en Europa, pero sí beneficiarse de su nuevo estatus para potenciar su estrategia en operaciones de venta directa. La compañía comenzó a operar en Europa en 2004 y tiene 35 millones de cuentas y 100.000 sitios webs en este mercado. En Estados Unidos no dispone de licencia bancaria, por lo que allí opera como transmisor de dinero electrónico en cada estado.