Microsoft ha comunicado la existencia de un fallo de seguridad en algunas versiones de sus navegadores Explorer, que afectan también a Windows Server 2003. La compañía se ha apresurado a lanzar un parche para Windows Server, cuando han pasado sólo dos meses desde su presentación oficial como uno de los programas más seguros de Microsoft.

Internet Explorer 5.01, 5.5, 6.0 y 6.0 para Windows Server 2003 son las afectadas por este fallo de seguridad, que permitiría a un intruso acceder al sistema operativo del ordenador cliente. Según Microsoft, Windows Server 2003 no es vulnerable en su configuración por defecto, y tampoco a este posible ataque, pero la compañía seguirá su compromiso de demostrar que el producto es seguro “tanto en diseño, como por defecto, y con una configuración personal”.

www.microsoft.com