El fallo se detectó el pasado 15 de abril, cuando algunos usuarios se quejaron de un mensaje pop-up que aparecía si abrían alguna aplicación de Office 2000. El mensaje pedía que los usuarios registraran sus versiones de Office 2000, incluso si ya lo habían hecho con anterioridad.

Una portavoz de la compañía ha comunicado que el problema se debe a un error de código que se puede arreglar instalando uno de los parches que suministra Microsoft en su página web. “Creemos que el parche soluciona todos los casos en los que Office 2000 genera mensajes de registro erróneos”, añade la portavoz. Cuando aparece el mensaje de registro se puede cerrar la ventana y continuar trabajando, pero supone una molestia y el parche viene a solucionarlo.

El software afectado por este fallo incluye las versiones de Office 2000 (Access, Excel, FrontPage, Outlook, PowerPoint y Word).

http://office.microsoft.com/spain