Por fin va a ser posible visualizar imágenes 3D en una pantalla sin necesidad de gafas especiales. Sharp Laboratories ha desarrollado una pantalla LCD que lo consigue “engañando” al cerebro humano. Para ello, proyecta imágenes diferentes para cada ojo, creando la ilusión de las tres dimensiones. La compañía ha dividido un panel LCD TFT en dos partes y, controlando la dirección de la retroiluminación, envía las imágenes a cada parte alternativamente, las pares al ojo derecho y las impares al izquierdo. ¿Problema? Que hay que situarse exactamente en la posición adecuada para ver en 3D y no se puede reunir la familia en pleno en el sofá para ver la tele. Sharp cree que lo resolverá y espera empezar a vender estas pantallas en el segundo trimestre de 2003. Más información en www.sharp-usa.com.