El Toshiba LC Mobile Monitor es un monitor de 14 pulgadas especialmente preparado para acompañar a los netbooks en sus salidas fuera del hogar. Sus claves son la ligereza y la posibilidad de que funcione sin un adaptador de corriente.

El LC Mobile Monitor se alimenta a través del cable USB con el que se conecta al ordenador. Aunque sí que se puede conectar a la red a través de un adaptador de corriente y, de hecho, sólo así alcanza su brillo máximo de 220 nits.

Su peso, por otra parte, es de 1,2 kilos, mientras que su grosor es de sólo media pulgada. La portabilidad se completa con una carcasa protectora que se convierte en soporte del monitor. La resolución que ofrece, es de 1.366x768 píxeles. La compañía lo vende por un precio de 200 dólares (unos 140 euros).