Panasonic define a los modelos Toughbook CF-W7, CF-T7 y CF-Y7 como “los más ligeros y autónomos para los ejecutivos más agresivos”. Y es que la firma se ha propuesto “aumentar la productividad de las empresas desde el hardware”. 

Cabe señalar que Panasonic ha hecho hincapié en “la combinación de un acabado robusto con una construcción ultraligera, además de incorporar mejores gráficos y mayor potencia”. En lo que respecta a la resistencia, ésta se ha mejorado mediante los "tests de caída". De esta forma, Panasonic se ha asegurado que los tres modelos “salgan intactos de caídas de hasta 76 cm, a pesar de estar encendidos”. Además, también soportan el vertido de líquidos y pueden resistir cargas de presión de hasta 100 kgf, gracias a que los equipos están integrados en una carcasa de magnesio que protege el sistema.

Otra de las grandes características de estos equipos es que son ultraligeros (el CF-T7 pesa 1.385 gramos, 1.280g el CF-W7, y 1.550g el CF-Y7), además de que permiten trabajar "sin restricciones" durante los viajes, “proporcionando máxima movilidad y flexibilidad”, asegura la firma.

Por último, cabe resaltar que la nueva generación Toughbook cuenta con Bluetooth e integra la tecnología móvil Intel Centrino, que soporta las tres conexiones WLAN convencionales basadas en el estándar IEEE 802.11a/b/g, y posibilita una transmisión inalámbrica de datos de hasta 54 Mbps. Además, se puede integrar opcionalmente un módulo HSDPA con antena, "que asegura una descarga de datos a 3,6 Mbps fuera de la oficina".