Antes de hacer un anuncio formal de la operación, las juntas directivas de ambas compañías mantendrán reuniones a finales de esta semana para aprobar el acuerdo. Este anuncio podría tener lugar, como muy pronto, este viernes, tal y como ha publicado Nikkei, aunque no cita sus fuentes.

El acuerdo puede ser un alivio para Sanyo, que ha estado experimentando diferentes dificultades en su negocio los últimos años. El mayor fabricante de baterías de ión-litio publicó sus primeros beneficios en los últimos cuatro años en su más reciente ejercicio fiscal, que finalizó en marzo de 2008. Sanyo también desarrolla toda una serie de productos electrónicos entre los que se encuentran cámaras de vídeo digital, así como dispositivos de energía verde como células solares.