Según ha hecho saber el fabricante de ordenadores Packard Bell, sus planes futuros para el año que ahora se inicia, se centrarán en el diseño de todos sus equipos sobre la base del futuro sistema operativo de Microsoft, Windows 95. De esta forma, todos los sistemas de Packard Bell contarán con las especificaciones plug and play y serán desarrollados mediante la Guía de Diseño Hardware de Microsoft para Windows 95.