Sin tener en cuenta el impacto de las recientes adquisiciones que ha realizado la compañía, como Siebel y Retek, los beneficios que Oracle ha tenido en su último trimestre fiscal han sido de 1.500 millones dólares, un 22 por ciento más que en el cuarto trimestre de su anterior año fiscal.

Asimismo, las ganancias por acción en estos últimos tres meses de su año fiscal también se han incrementado un 11 por ciento, situándose en 0,29 dólares por acción.

Por otra parte, las ventas de software de Oracle durante este trimestre han sido de 4.000 millones de dólares, de forma que los ingresos por la venta de nuevas licencias de aplicaciones han crecido un 83 por ciento mientras que los ingresos por nuevas licencias de bases de datos y middleware han crecido un 18 por ciento.

Por su parte, los ingresos procedentes de sus servicios han sido de 857 millones de dólares, un 13 por ciento más que el mismo trimestre del pasado año.

Finalizado el cuarto trimestre fiscal, los resultados de Oracle para el global del año han sido acogidos con satisfacción por los responsables de la multinacional. Así, los beneficios para el año fiscal 2005-2006 han sido de 3.400 millones de dólares, con unos ingresos de 14.400 millones. El precio por acción se ha situado en 0,64 dólares.