Así, mientras que los analistas señalan que "Oracle ha crecido menos de lo que esperaba", Jeff Henley, CEO de la multinacional de software, lo justifica asegurando que "pese a la ralentización de la economía, las ventas de Oracle siguen creciendo".

Sin embargo, en lo que se refiere al último trimestre del año fiscal, el proveedor de soluciones norteamericano vio como sus ingresos descendían alrededor de un 67% pasando de los 4.900 millones registrados durante el mismo periodo de 2.000 a 3.400 en cuarto trimestre del ejercicio fiscal 2001.

En el apartado de beneficios, hay que señalar que Oracle ha presentado una cifra de 855 millones para este trimestre, o lo que es lo mismo, 0,15 centavos por acción, superando ligeramente las expectativas barajadas por los analistas que apuntaban a unos 15 centavos por acción pero por debajo, asimismo, de los beneficios correspondientes la mismo trimestre del año anterior en el que se contabilizaron 926 millones de dólares en beneficios.

www.oracle.com