La iniciativa, sin un fin comercial ni lucrativo, únicamente pretende ofrecer una visión amplia de la forma de pensar, y actuar, de millones de personas repartidos por todo el globo. Para llevar a cabo esta original idea, ha sido necesario el respaldo de empresas del sector de las tecnologías de todo el mundo como 3COM, SUN, AT&T, Macromedia o BEA Systems, mientras que en España se ha contado con el apoyo de Airtel, Terra y Sdi. Según Marcelo Peuriot, director general de 3COM Iberia, "este proyecto ha sido apoyado incluso por la ONU para mejorar el diálogo entre las diferentes civilizaciones".

Así, durante 83 horas ininterrumpidamente, millones de usuarios podrán asomarse a lo que Peuriot ha calificado como el "espejo digital".

Los ocho módulos de preguntas de los que consta el sondeo son: religión, salud, dormir y soñar; imagen personal, matrimonio, relaciones de pareja y sexo, educación de los hijos, y ley y orden. Al carecer de finalidad comercial, los responsables del estudio garantizan la confidencialidad y privacidad de los datos. Asimismo, los resultados estarán a disposición de cualquier institución u organismo.

Lugares remotos

Planetproject, a pesar de ser un estudio realizado a través de Internet, no quiere excluir absolutamente a nadie. Por ello, más de 2500 encuestadores digitales se han desplazado por los rincones más recónditos del planeta para recoger las opiniones de los habitantes de la Antártida, del Círculo Polar Ártico, los refugiados de guerra en Ruanda y Paquistán. Así, gracias a estos encuestadores se eliminarán todo tipo de barreras geográficas, culturales y económicas.