La Guardia Civil ha desmantelado una red de defraudadores que insertaban publicidad pornográfica en canales de chat a los que tenían acceso menores. La operación, denominada “botijo”, permitió la detención de una persona y la imputación de otras ocho.

Desarrollada en las provincias de Cádiz, Bilbao y Alicante, ha contado con la colaboración de la asociación de canales de chat IRC-Hispano, que realizó diversas denuncias para poner en conocimiento de la Guardia Civil las actividades de los defraudadores.

En concreto, los implicados incluían expresiones pornográficas con enlaces a webs con este tipo de contenidos. Según IRC-Hispano, generaban el 70% del spam masivo recibido en los distintos canales de chat de su red. Esta organización pretende con esta actuación fomentar el uso correcto de los chats y salvaguardar una comunicación libre y segura.

www.guardiacivil.org

www.irc-hispano.org