ONO está desplegando una red de fibra óptica para dar servicio de acceso directo a las principales ciudades españolas. Este servicio estará dirigido exclusivamente a empresas y la compañía estima poder ofrecerlo a 15.000 empresas durante el primer año. ONO invertirá 300.000 millones de pesetas durante los próximos cinco años para desarrollar su red de fibra óptica en España. Para esta fecha, ya estarán completas las redes de acceso local de la compañía para ofrecer servicios tanto a empresas como al mercado residencial.

El proceso comenzará en Madrid, llegará a Sevilla y tiene previsto continuar en Barcelona y las principales ciudades españolas durante el próximo año.