En su web, Olli te habla con voz femenina y te dice que quiere ser tu conductora. Se describe como un vehículo eléctrico que se conduce solo y te cuenta que tiene capacidad para 12 personas y una gran flexibilidad.

Sin duda, se trata de una nueva generación en cuanto a movilidad se refiere, que viene para hacerte la vida más fácil de la mano de Local Motors, la compañía que ha puesto en marcha el proyecto. Lo que más sorprende de este vehículo inteligente es que la mayoría de sus piezas han sido impresas en 3D.

Olli puede operar como un taxi, ser tu vínculo con otros medios de transporte de tu ciudad (si, por ejemplo, no hay buena conexión entre ellos) y, en definitiva, acudir a ti siempre que lo llames. Lo bueno es que su uso generalizado disminuiría los atascos y la contaminación en las ciudades.

Este espectacular minibus tiene visión 360 grados, por lo que, en la conducción, puede tomar decisiones de actuación más rápidamente que un humano al volante. Además, estos minibuses pueden interactuar con sus usuarios, y responder a sus preguntas gracias a la utilización de Watson, el sistema informático de inteligencia artificial de IBM. Así que puedes estar tranquilo, ya que Olli podrá resolver tus dudas mientras te acerca a tu destino.

En un futuro, las posibilidades pueden seguir ampliándose hasta convertir a Olli en un vehículo de encuentro para, por ejemplo, transportarte mientras tomas un café en su interior, ser tu referencia para moverte por el campus universitario o convertirse en el espacio móvil donde tiene lugar una reunión de trabajo. Una vez finalizada, cada cual se baja en su parada.

Para hacer de Olli tu modo de transporte, sólo tendrías que descargarte su App en tu dispositivo móvil. A partir de ahí, de manera sencilla, contactarías con tu minibus para darle tus coordenadas de posición y que pueda ir buscarte y llevarte donde quieras. Este verano empezará sus pruebas en Maryland, Estados Unidos, y ojalá que pronto pueda convertirse en una realidad de muchas ciudades del mundo.