Olicom ha presentado los resultados correspondientes al segundo trimestre del presente año que representan índices de crecimiento respecto a los datos del mismo período anterior. La facturación neta ha sido de 30 millones de dólares (3.600 millones de pesetas), lo que supone un incremento del 4,9 por ciento. El beneficio bruto, que también ha aumentado un 15,3 por ciento, ha sido de 15,2 millones de dólares (1.824 millones de pesetas). Por su parte, el beneficio neto ha alcanzado los 2,9 millones de dólares (348 millones de pesetas), única cifra negativa del balance puesto que se ha registrado una disminución del 5 por ciento respecto a los tres millones de dólares (360 millones de pesetas) del período anterior.