Oki Systems Ibérica ha dado a conocer los datos de Dataquest del mercado de impresoras correspondientes al segundo trimestre del año, un período que “ha registrado un crecimiento exponencial en unidades, confirmando la idoneidad de la apuesta de Oki por el segmento láser color”, según Javier Toledo, consejero delegado de la compañía. Toledo se ha referido al excelente comportamiento del sector de impresoras en nuestro país, “que nos hace prever que al cierre del año el número de unidades láser vendidas por todo el sector se situará en 40.000”. Esto por cuanto respecta a ventas, ya que en facturación el mercado láser color “supondrá lo mismo que todo el mercado de inyección de tinta”, concluye Toledo. Durante el segundo trimestre, la compañía ha superado a HP en unidades vendidas por primera vez, un dato que Toledo ha querido destacar con “satisfacción, ya que nos indica que el camino que hemos seguido ha sido el correcto, ya que hemos alcanzado una cifra impensable incluso en las mejores previsiones de los últimos años”. En este segmento, la compañía ha situado su cuota de mercado en el 42%.

Según los datos de Dataquest que maneja la compañía, el segmento de impresoras láser ha supuesto en facturación un 59% del mercado, frente al 38% que ha representado el segmento de inyección de tinta, en el que Oki no ha tenido ni tiene previsto estar presente. Por su parte, la facturación procedente del sector de impresoras matriciales ha supuesto un 3% del mercado. Precisamente en este segmento Oki ha visto reducida ligeramente su cuota de mercado, situación que atribuye a la ausencia de lanzamiento de productos y que espera corregir con una nueva gama de productos.

La previsión de facturación de la compañía para el primer semestre del año se sitúa en unos 40 millones de euros en nuestro país y un crecimiento del 22%, que la compañía espera se traduzca en una facturación al cierre del año de en torno a los 100 millones de euros, con un crecimiento del 18%.

La compañía también ha dado a conocer su estrategia de cara al futuro, básicamente continuista con la actual, pero “con el objetivo de ampliar nuestro foco de clientes hacia los sectores semiprofesional y de oficina doméstica (SOHO)”, explica Toledo. En este sentido, Oki considera que su incremento en ventas se ha debido principalmente al lanzamiento de la gama C5000 el pasado mes de febrero, de la que ha vendido más de 5.500 unidades. Sus desarrollos futuros se centrarán principalmente en reducir el tamaño de los equipos, incrementar la velocidad y mejorar el coste por página de estos periféricos.

www.oki.es