Nvidia ha anunciado su intención de desarrollar un producto combinado de CPU y GPU, utilizando su licencia ARM para producir un diseño de los denominados System-on-Chip, bajo el nombre en código “Project Denver”. El proyecto es una extensión de sus actuales CPU basadas en Tegra de ARM, de las que utiliza el procesador Cortex-A15. Va destinado a equipos de sobremesa y no al mercado de dispositivos móviles.

A pesar de que los detalles son secreto, el diseño SoC combinará una CPU de varios núcleos de procesador, con una GPU GeForce de las que actualmente nVidia comercializa en sus soluciones gráficas. De esta forma, Nvidia reforzará su presencia en servidores con soluciones de procesamiento en paralelo del tipo GPGPU, además de introducirse en el mercado de ordenadores de sobremesa.

ARM es la arquitectura más popular en el mundo de los teléfonos móviles inteligentes, así como en sistemas integrados, comercializando muchas más soluciones que sus competidores con arquitectura x86, por la que apuestan empresas de la talla de Intel, AMD y VIA. Dicha arquitectura ARM, ha tenido escasa representación en los mercados de sobremesa y servidores, debido a la falta de apoyo de los principales sistemas operativos.

www.nvidia.com