La seguridad no ha sido un tema tradicionalmente tenido en cuenta por los fabricantes de placas, pero Nvidia ha roto esa costumbre anunciando que sus placas NForce 4 incorporarán un controlador para incluir un firewall dentro del propio ordenador. La tarjeta PCI de Nvidia funcionará únicamente con procesadores Athlon 64, 64 FX y Sempron, por lo que su destino estará entre aplicaciones de altos requerimientos de sistema. Se desconoce si la tarjeta será compatible en un futuro próximo con sistemas Intel.

Aunque los firewall son hasta ahora efectivos como dispositivo externo, el sistema de protección ActiveArmor de las Nvidia 4 está diseñado de forma que las funciones de protección no interfieran con las prestaciones del PC, haciendo las veces de un procesador “duplicado”, según Nvidia. Esto haría que el rendimiento del ordenador se mantuviese estable sin sobrecargar la CPU.

Las funciones del firewall en la placa serían las mismas que como dispositivo independiente: inspección de paquetes, filtrado de puertos, etc. Además, también contaría con un sistema de administración remoto, que Nvidia ha denominado Intelligent Application Manager (IAM), destinado a detectar troyanos y a monitorizar el tráfico de aplicaciones.

El chip se comercializará en tres versiones, a precios de entre 55 y 200 dólares.