La compañía también ha anunciado una iniciativa denominada Granite Peak, diseñada para limitar el número de cambios en el software de imágenes para equipos de sobremesa y portátiles, aportando una mayor estabilidad.

En la primer parte del discurso inaugural, el vicepresidente de Intel comparó el rendimiento de l viejo Pentium III y los procesadores Mobile P4 con los Pentium Mobile a 1,6 GHz, que será parte del producto Centrino y que será lanzado en el mes de marzo. En equipos configurados prácticamente iguales, se instaló el programa Photoshop y aplicaciones de DVD. El procesador Pentium Mobile empleó menos potencia en completar las tareas de un modo más rápido que los viejos Mobile de Intel.

Los ordenadores portátiles con Pentium Mobile podrán trabajar hasta 5 horas haciendo funcionar aplicaciones de manera intensiva.

En el apartado de sobremesa, los detalles de los nuevos procesadores vendrán con 1 Mbyte de nivel 2 de caché, casi el doble que en los procesadores normales P4. Además tendrá 800 MHz de bus frontal que permitirá transferir datos más rápidamente.

En el apartado de telefonía móvil, Intel se considera un recién llegado y necesita trabajar fuerte para optar a una cuota de mercado entre dos grandes rivales: Motorola y Texas Instruments.