Durante el Mobile World Congress verán la luz dos nuevos smartphones con el sistema operativo Android, Samsung Galaxy Ace y Samsung Galaxy mini.

Estos terminales vienen equipados con conectividad Wi-Fi y el servicio Social Hub que permite a los usuarios visualizar sus contactos, redes sociales, mensajería instantánea y el correo electrónico de forma conjunta en una pantalla única e integrada para, de esta manera, estar siempre conectados.

Así, JK Shin, presidente y director de Mobile Communications Business en Samsung, ha declarado que “a la hora de crear la línea Galaxy deseamos mejorar las funciones que convirtieron en un gran éxito al dispositivo Galaxy S, además de diversificar nuestra gama de productos. Cada uno de los dispositivos ofrece algo diferente, teniendo en cuenta que cada individuo es diferente y que desea disfrutar de una experiencia móvil sencilla y divertida”.

Por ello, estos nuevos modelos se han inspirado en el Samsung Galaxy S original, del que se han vendido 10 millones en tan sólo siete meses. En concreto, el Samsung Galaxy Ace ha sido desarrollado para los jóvenes profesionales interesados en las últimas tendencias y las redes sociales. “Con un diseño sofisticado, es un dispositivo sencillo y elegante que ofrece la mejor experiencia siendo un terminal compacto, cómodo y con una pantalla HVGA de 3,5 pulgadas”, explican desde Samsung. Además, cuenta con un procesador de 800MHz, búsqueda mediante voz y visualizador de documentos ThinkFree.

Por su parte, Galaxy mini es descrito por sus responsables como un dispositivo “ideal para incorporarse a la generación de los smartphones para aquellos interesados en las últimas tendencias y redes sociales”. Cuenta con una pantalla QVGA de 3,14 pulgadas, comandos de acción mediante voz de Google, un visualizador de documentos y un procesador de 600MHz.

www.samsung.es