El gusano se envía por correo electrónico pero comprimido en un fichero zip, una forma tan novedosa que puede incitar a muchos usuarios a abrirlo y quedar infectado. Además, a esto se añade que una gran cantidad de usuarios no tienen activada la opción de analizar ficheros comprimidos, lo que incrementa las posibilidades de una infección.

El gusano en cuestión se encarga de infectar los sistemas que dispongan de los sistemas operativos de Microsoft (95, 98, Me, NT, 2000 o XP). Para su propagación utiliza su propio motor SMTP y se reenvía a direcciones de correo electrónico obtenidas mediante ficheros con extensiones txt, eml, htm, dex y wab, que el gusano busca en todos los directorios del sistema al que infecta.

El elemento más característico es el cuerpo del mensaje (por favor, mira los archivos adjuntos en zip para detalles, en inglés).