El spam está otra vez desgraciadamente de moda, gracias a una nueva técnica que consiste en enviar imágenes en lugar de texto para burlar los filtros de correo que buscan URL o palabras sospechosas.

La firma de seguridad Cloudmark señala que la mitad del spam entrante está basado en imágenes. “Hace un año y medio empezamos a percibir las primeras muestras de esta nueva modalidad de spam, pero fue hace seis meses cuando se comenzó a convertir en un importante quebradero de cabeza para muchas compañías”, señala el analista de la compañía Adam O´Donnell. El spam basado en imágenes se ha incrementado desde el uno por ciento que se registró en junio de 2005 hasta cerca del 12 por ciento que se contabiliza hoy día. Su crecimiento está contribuyendo a un resurgimiento global del spamming.

El número total de mensajes de spam que se mandan al día ha crecido un cuarenta por ciento desde abril. La mayoría de este spam proviene de un relativamente pequeño grupo de spammers que controla grandes redes de zombies u ordenadores secuestrados.

Los spammers generan cerca de 55.000 millones de mensajes al día, según IronPort. Hace un año, esa cifra era de 30.000 millones mensajes diarios.

Otra táctica que ayuda a mantener las bandejas de entrada llenas es la práctica de los spammers de registrar constantemente nuevos dominios. De los treinta y cinco millones registrados en abril, treinta y dos millones nunca fueron pagados y expiraron a los cinco días. La mayoría de estos dominios fueron utilizados por los spammers para mandar correo basura durante los cinco días de gracia que conceden las compañías.