El pasado mes de noviembre, Novell anunciaba la firma de un acuerdo para adquirir SuSE Linux, el desarrollador alemán de distribuciones Linux, por un total de 210 millones de dólares. Este movimiento coloca de nuevo a Novell en posición de convertirse en suministrador de sistemas operativos de extremo a extremo en la empresa, desde el cliente final hasta el servidor y la red, mientras que el sector del código abierto se muestra preocupado por la posible pérdida de “libertad” que esto puede representar para el mundo del software libre. Respecto a esta última cuestión se muestra tajante Alfred Mesguich, director regional de Novell para el Sur de Europa: “la comunidad Open Source no tiene por qué preocuparse, Novell no quiere hacer a Linux propietario sino todo lo contrario, potenciar su desarrollo. Creo que el respaldo de Novell puede resultar decisivo para que las compañías de esta comunidad consigan la masa crítica de negocio suficiente como para seguir creciendo”.

Según Novell, la adquisición de SuSE Linux le permitirá ampliar su catálogo de servicios y soporte para la plataforma Linux. Con la experiencia de SuSE en código abierto y las soluciones de conectividad de Novell, la compañía se coloca en posición de suministrar Linux y todos sus componentes desde el escritorio hasta el servidor. La transacción, sujeta a aprobación regulatoria, se prevé cerrada a finales de enero de 2004. Además, la compañía ha dado a conocer el interés de IBM por realizar una inversión de 50 millones de dólares en acciones de Novell, y las negociaciones que ambas firmas mantienen para ampliar los acuerdos comerciales existentes entre el gigante azul y SuSE Linux, cuyos sistemas se incluyen en los eServer. Fuentes de IBM han explicado a PC World que “era evidente que SuSE no atravesaba el mejor momento de su historia, y su adquisición por parte de Novell hará posible su supervivencia en el mercado, evitando que éste se convierta en el monopolio de una única compañía”.

Este movimiento de Novell complementa la compra de Ximian (especializada en Linux de sobremesa y servidor) del pasado agosto. La compañía también había comprado Silverstream, de modo que sólo le faltaba un sistema operativo Linux que vender. No obstante, no se descartan más movimientos ya que, como afirma Mesguich, “si Novell tiene la oportunidad de mejorar y completar su oferta de soluciones y servicios, valorará las posibilidades que se le ofrezcan en cada caso”.

Linus Torvalds, llamado a declarar

Mientras tanto, Linus Torvalds -creador de Linux- está entre los receptores de una serie de citaciones legales enviadas por IBM y The SCO Group relacionadas con la batalla legal que iniciaron el pasado mes de marzo. Portavoces del Gigante Azul y SCO han confirmado que estas citaciones responden a la necesidad de información para sus correspondientes defensas legales. Además de Torvalds, también han recibido la citación de SCO Richard Stallman, autor de la licencia pública de GNU y fundador de Free Software Foundation; Stuart Cohen, CEO de la organización sin ánimo de lucro Open Source Development Labs, que da soporte al uso y desarrollo de Linux en informática empresarial; John Horsley, consejero legal de Transmeta, donde Torvalds trabajó antes de unirse a OSDL este año; y algunos ejecutivos de Novell y Digeo.

Red Hat se pasa a la empresa

-----------------------------------------

Red Hat ha anunciado que va a dejar de dar soporte gratuito a su distribución Linux con la intención de que los usuarios migren a su software empresarial. La compañía ya lleva tiempo tratando de vender licencias y contratos de servicio por máquina, un esquema que no ha tenido mucha aceptación. Ahora ha enviado una carta a sus clientes anunciando que a partir del próximo 30 de abril de 2004 dejará de mantener su Red Hat Linux 9. Para esa fecha, la única versión del software de servidor en venta de la compañía será Red Hat Enterprise Linux.

Sin embargo, este sistema incluye un contrato de soporte diferente del de Red Hat Linux 9, que según algunos usuarios entra en conflicto con el espíritu de licencia GPL de Linux. Esta licencia permite realizar tantas copias de Linux como se desee, pero el acuerdo de servicio de Red Hat exige a los clientes que paguen una cuota de licencia anual por sistema si quieren recibir parches y soporte técnico. El acuerdo de licencia también prohíbe copiar sin autorización Red Hat Enterprise Linux y da a Red Hat permiso para realizar auditorías de software para comprobarlo durante un año después de que el contrato de soporte finalice.