Después de tres meses en los que ha corrido todo tipo de rumores y especulaciones acerca de la fusión de estas dos empresas, planteada como una absorción de Borland por parte de Corel, ambas han llegado a un acuerdo amistoso por el que se rompía el acuerdo de fusión inicial.

Determinante en este desenlace ha sido el estado de cuentas de la canadiense Corel, que en los últimos meses no sólo ha visto caer sus acciones de manera paulatina sino que, además, anunció que podría tener problemas de liquidez si finalmente la fusión no se llevaba a término. Estos hechos promovieron un movimiento de accionistas de Borland contrarios a la fusión.

La empresa que ha salido más reforzada tras la ruptura del acuerdo ha sido Borland que, además de tener una economía saneada, ha experimentado un aumento en las ventas de sus productos desde el anuncio de su compromiso tanto con Windows 2000 como con Linux, así como un alza en la valoración de sus acciones tras conocerse la ruptura. www.borland.com y www.corel.com.