No se pone enferma, no pide aumento de sueldo y los pequeños están encantados con ella: es la niñera ideal, se llama PaPeRo (bueno, cada uno que la llame como quiera) y es el nuevo robot de NEC para el cuidado de los pequeños. De momento es un prototipo, aunque se han comenzado ya a realizar pruebas piloto con él. Entre sus características destacan mejores capacidades de comunicación especialmente orientadas a los más pequeños, juegos para niños (cantar, charlar con el robot, bailar, etc.). Los padres pueden controlarlo con el teléfono móvil, e incluso hablar remotamente con los niños a través del robot (esperemos que no parezca la niña del Exorcista, en fin). El caso es que se trata de un interesante avance a tener en cuenta. Más información en www.nec.co.jp.