Hemos seleccionado las últimas versiones de los cinco mejores navegadores Web existentes para los sistemas operativos de equipos de sobremesa, y hemos evaluado una serie de aspectos interesantes para desvelar cuál es el más seguro, cuál cuenta con la mejor interfaz, cuál de ellos ofrece un mejor manejo de extensiones, y finalmente, cuál es el más rápido cargando contenidos de las páginas web.

En base a la labor tan importante que desempeñan estas aplicaciones en la informática actual, convirtiéndose en la aplicación que más horas de uso tiene a diario entre los usuarios de cualquier PC o dispositivo móvil, hemos creído conveniente analizarlas a fondo y descifrar cómo abordan los principales aspectos de cara al uso cotidiano. De este modo, hemos dividido el reportaje en los siguientes cuatro apartados principales: interfaz, seguridad, extensiones o complementos y velocidad. Exponemos los avances que va acometiendo cada fabricante en las nuevas versiones que van desarrollándose, aplicado a cada uno de los campos indicados anteriormente. Finalmente, ofrecemos un veredicto en cada uno de ellos. También adjuntamos una completa tabla de características muy interesante para comprobar las principales características y funciones soportadas por los navegadores actuales, así como tiempos de apertura de páginas basándonos en diferentes modalidades de conexión.

Las diferencias entre las versiones desarrolladas para ordenadores de sobremesa o portátiles, y las pensadas para los dispositivos móviles o Smartphone, son exclusivamente a efectos de aprovechar de forma más óptima las limitaciones de la pantalla, y permitir un manejo adecuado a la interpretación de los gestos.

INTERFAZ

-------------

A pesar de que la interfaz de los navegadores es cada vez más similar y tienen más aspectos en común, sin duda, sigue siendo un elemento determinante para muchos usuarios que buscan la simplicidad de manejo y el manejo simple del navegador. En esto, como en otras características, suelen tener gran ventaja las versiones de navegador que más recientemente han visto la luz. Es el caso de Internet Explorer y su versión 9.0. Otros suelen recurrir a ofrecer la máxima personalización posible, algo que es posible gracias a las extensiones y widgets dedicados, con despliegue de utilidades en el escritorio del equipo. Es el caso de Opera y su actual versión 10.62, que en este aspecto lleva la delantera al resto. Pero vamos a ver lo que ofrece cada uno.

Internet Explorer 9 (Beta)

El actual líder de los navegadores en el mercado de equipos de sobremesa ya ofreció en la versión anterior una interfaz avanzada, con características llamativas, como la de agrupar etiquetas relacionadas utilizando códigos de colores. También, si abre un enlace del tipo www.pcworld.es en una nueva ventana, ésta se abrirá en una adyacente a la original, en lugar de aparecer desperdigada entre el resto. Es posible mover pestañas de un lugar a otro con el fin de reagruparlas.

Y es que la nueva versión reduce la barra de herramientas al mínimo para habilitar al máximo la visión de los contenidos. La clásica tecla de función “F11” elimina del todo la barra, pero la visualizada ya está perfectamente integrada, de forma que ahora la dirección URL queda a la altura de las diferentes pestañas que tengamos abiertas. También hay sitio para incluir acceso directo a “Home, Favoritos y Herramientas”, con las que podrás acceder a todas las funciones avanzadas del navegador.

La decodificación de imágenes la realiza el WIC (Windows Imaging Component), decodificando las imágenes y los perfiles de color embebidos. Por último, y no menos interesante, la nueva versión que permite aplicar Zoom de amplitud o de alejamiento sin que los contenidos se vean alterados, o los textos pierdan la definición al cambiar del tamaño de la fuente. Esto es posible gracias a que la sustitución de textos ahora se realiza desde la familia de APIs DirectWrite, que admite precisión a nivel de sub-pixel, con lo que se consiguen textos suaves bien definidos.

Firefox 4 (Beta 6)

El aspecto de la nueva versión de FireFox 4 también ha sido cuidado al detalle. De hecho, el tratamiento que realiza sobre las diferentes pestañas que el usuario suele tener abiertas, de forma simultánea y en cualquier sesión, son personalizables mediante un botón situado en la esquina de la derecha de la pantalla. Desde aquí, es posible agrupar diferentes páginas relacionadas, e incluso nombrarlas con un seudónimo (prensa por ejemplo), de modo que es posible abrirlas todas a la vez. Más allá de lo que actualmente venían ofreciendo los marcadores de favoritos, esta opción permite ser más productivo, con posibilidad de echar un vistazo rápido a diferentes páginas relacionadas.

A diferencia de Internet Explorer 9, cada ventana cuenta con su campo de dirección URL asociada, lo que le permite saltar de una a otro más rápidamente, además de poder incluir más pestañas en la página principal, que en el caso de Explorer llegan a perderse los encabezados cuando son multitud las abiertas en pantalla.

Pero el aspecto visual va más allá en la versión 4 de Firefox. Una pestaña ubicada en la parte superior izquierda permite acceder a marcadores o complementos, cada uno de ellos con su gestión individualizada. Además, aunque casi todos ofrecen a estas alturas la función de autorellenado cuando estás escribiendo alguna dirección URL, sin duda, ésta es la opción que mejor lo desempeña entre las 5 aplicaciones evaluadas. Otra serie de novedades son la aparición de las pestañas. Firefox 4 Beta ahora incluye Panorama, que antes se conocía como Tab Candy, y que supone una nueva forma de gestionar pestañas que hace más fácil organizar y hacer múltiples tareas en la Web. Firefox Sync, por su parte, permite personalizar y llevar la experiencia web a cualquier dispositivo móvil, encriptando todos los datos antes de enviarlos al servidor para mantenerlos a salvo.

Google Chrome 6

Con Chrome 5 ya contemplamos cómo Google aplicaba un estilo minimalista a la interfaz de su navegador. Ahora, Chrome 6 dispone de una ventana principal en la que integra más aún las funciones, de manera que tan sólo tenemos la barra de direcciones, las pestañas que vayamos añadiendo, los botones de adelante y atrás en la esquina de la izquierda, y los ajustes y favoritos en la parte derecha. Digamos que frente a cualquier otro de los analizados, el de Google es el que más limpia deja la interfaz, llegando a dudar en si realmente nos encontramos en el modo de visualización de pantalla completa (accesible con tecla F11). Como respuesta a lo indicado, tenemos un navegador que es tremendamente rápido manejando los tiempos medios de carga de primera página, como puede observarse en la tabla de resultados. No obstante, echamos de menos algunas de las ventajas que tiene la administración de grupos de páginas favoritas, aspecto que hemos visto que resuelve Firefox de manera ejemplar.

Sarafi 5

Safari adopta igualmente todos los estándares que venimos comentando con el resto de navegadores, pero lo hace de una forma especial, es decir, amoldándose a la forma a la que Apple nos tiene acostumbrados, e intentando presentarlas de una forma especial. Así, por ejemplo, al lanz