Mientras AMD continúa mejorando su cuota de mercado en el segmento de los equipos de escritorio y servidores, la popularidad de la plataforma Centrino es actualmente un reducto inexpugnable para la supremacía de Intel en el mercado de los ordenadores portátiles. Y ahora más que nunca, después de que Intel llevara a cabo la puesta de largo de Napa, la tercera generación Centrino.

Con renovadas metas y ambiciosos objetivos, Intel quiere que 2006 sea un año en el que recobrar parte del prestigio que, en los últimos tiempos, le ha arrebatado por méritos propios AMD. Con este firme propósito, Intel efectuó la presentación en sociedad de Napa, la última remodelación de la popular y consagrada plataforma Centrino.

Así pues, y después de un 2005 marcado claramente por la movilidad, todo hace pensar que en este 2006 éste va a ser uno de los principales campos de batalla. Por eso, y para hacerles partícipes de todos estos avances que están por venir, en la revista PC World del mes de junio se analizará más detenidamente los últimos avances en los que trabajan compañías como Intel.