A finales del pasado año, tuvo lugar en Madrid la constitución de ACTA, la Asociación de Autores Científicos, Técnicos y Académicos, cuyos estatutos fueron aprobados por el Ministerio de Justicia e Interior a mediados de año. Esta asociación ha sido promovida por 160 autores y escritores que desarrollan parte de su actividad en la literatura científica y técnica. Su objetivo principal es proteger a los escritores en el ejercicio de sus derechos de autor y la defensa de sus intereses profesionales, así como promover la calidad de los libros y trabajos científico-técnicos y académicos.

Esta asociación de ámbito nacional está abierta a todos los escritores de literatura científica y técnica, tanto de libros como articulistas y traductores, interesados en conseguir la defensa de sus derechos de autor, luchar contra las copias clandestinas y las reproducciones sin autorización.